Autoridades de China establecerán una especie de “línea de demarcación” de la frontera en la cima del Everest, con el objetivo de evitar cualquier riesgo de contagios de covid-19 por montañistas procedentes de Nepal.

De acuerdo con un reporte de la agencia oficial china, Xinhua, la ruta de escalada  Everest se divide en la vertiente sur situada en el lado nepalí, y la  norte en el lado chino.

El campamento base en Nepal se ha visto afectado por un caso de coronavirus en abril, lo que generó temores de que un posible brote pueda poner fin a la temporada de escalada de primavera, que se extiende de marzo a mayo.

De acuerdo con la agencia, el jefe de la oficina de deportes de la región autónoma china del Tíbet, Nima Tsering, aseguró que un pequeño equipo de guías de escalada tibetanos ascenderá el Everest y establecerá la “línea de separación” en la cumbre para impedir cualquier contacto entre los montañistas de ambos lados del pico.

No se ha especificado cómo se marcará la frontera en la cumbre de la montaña más alta del mundo, donde unos pocos escaladores pueden permanecer al mismo tiempo.

Un grupo de 21 escaladores chinos fueron aprobados para subir el Everest desde la vertiente norte. Los guías tibetanos establecerán la línea de separación antes de su llegada. Tendrán prohibido contacto con cualquier persona proveniente de la parte nepalí y no podrán tocar ningún objeto que se haya colocado en la cima.

“Excepto en la cima de la montaña, los escaladores no tienen la posibilidad de encontrarse durante la escalada en las laderas norte y sur”, agregó el director de la oficina de deportes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here