El Congreso de Chile aprobó el proyecto de ley que hará posible que muchos andinos accedan a un tercer retiro de fondos de pensiones y paliar así la crisis económica como consecuencia de la pandemia, una medida que cuenta con un alto respaldo popular pero no del gobierno de Sebastián Piñera

La Cámara baja avaló  la iniciativa que le envío el Senado el pasado 22 de abril, con 119 votos a favor, 17 en contra y 3 abstenciones. Sin embargo, el presidente Piñera ha pedido que la normativa sea analizada por el Tribunal Constitucional.

La iniciativa fue planteada por legisladores de centro izquierda,  y respaldada por una mayoría de congresistas de la coalición de Gobierno, ante  los reclamos de miles de chilenos que necesitan de recursos ante la crisis derivada por la pandemia, en un país que tiene a casi el 90% del país en cuarentena desde hace varias semanas.

Piñera envió el 20 de abril la iniciativa a revisión del Tribunal Constitucional, que ya falló en contra de una iniciativa similar que planteaba el segundo retiro y que, sin embargo, se terminó por ejecutar igualmente tras ser impulsado en otro proyecto por el Gobierno.

La decisión del presidente de acudir al Tribunal generó protestas de la población, que se manifestó en varios barrios de Santiago sonando sus cacerolas, y levantando barricadas, además de enfrentarse con la Policía.

El Gobierno argumenta que bajo la actual Constitución, todas las iniciativas que signifiquen alguna modificación al sistema de pensiones sólo pueden ser realizadas por el Ejecutivo y no el Congreso.

Más aún, retirar fondos de las pensiones podría llevar a muchos chilenos a la pobreza  al momento de jubilarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here