Medios locales en el condado estadounidense de Redford dan cuenta de lo ocurrido a una habitante del lugar que estuvo a punto de perder la visión en un ojo, al aplicarse por error un pegamento instantáneo al confundirlo con un lubricante oftálmico.

Esto sucedió la semana pasada luego de que la mujer, Yacedrah Williams se quedara dormida con sus lentes de contacto puestos.

Despertó en la madrugada, sintiendo resequedad en los ojos y sacó de su cartera una botellita similar a la de sus gotas para la vista, sin notar que era pegamento para uñas que guardaba en la cartera.

La sustancia hizo que los ojos de la mujer quedaran pegados, por lo que lavó el ojo con agua fría y pidió a su esposo llamar a servicios de emergencia, siendo trasladada al hospital, donde los doctores le retiraron el pegamento y le explicaron que podría haber perdido la visión de no ser por la lente de contacto.

El oftalmólogo George Williams comentó el hecho explicando que la mujer hizo lo correcto al echarse agua el ojo.

“Si alguna vez le entra algo en el ojo, lo que se debe hacer de inmediato es tratar de enjuagarse el ojo. Sostenga su cabeza bajo el grifo, tome una botella de agua, mantenga el ojo abierto  y llénelo de agua. Hará un lío [salpicando], pero podrá salvar la vista”, expresó el médico.

Aconsejó a quienes no están seguros de qué tipo de producto están a punto de usar que lean la etiqueta en voz alta y de esa forma podrán evitar cometer un error por no prestar atención. (RT)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here