En el último día de sus actividades en panamá a donde acudió para encabezar la Jornada Mundial de la juventud, el papa Francisco expresó su pesar por las víctimas de la explosión de un ducto en México, así como del colapso de un dique minero en Brasil.

Las 2 tragedias, podrían sumar hasta 200 muertos, toda vez que siguen buscando sobrevivientes del desastre en una presa brasileña, y de que aún hay algunos heridos graves de la explosión de un ducto de Pemex en México.

El pontifice hablo de estos desastres durante la oración del Ángelus en Ciudad de Panamá y dijo que deseaba “expresar mis sentimientos de pesar por las tragedias que han golpeado al estado de Minas Gerais en Brasil y al estado de Hidalgo en México”,

“Encomiendo a la misericordia de Dios a todas las personas fallecidas y al mismo tiempo rezo por los heridos y expreso mi afecto y mi cercanía espiritual a sus familias y a toda la población”, dijo el papa.

En México, al menos 114 personas perdieron la vida por la explosión de un ducto perforado para el robo de combustible el pasado 18 de enero en el municipio hidalguense de Tlahuelilpan.

Por otro lado, hasta el momento van 58 muertos y se teme por la vida de 300 desaparecidos luego de la ruptura de un dique minero el viernes 25 en el municipio brasileño de Brumadinho, estado de Minas Gerais.

El pontífice concluyó este domingo su visita de 5 días a Panamá y también pidió una salida pacífica para la “grave situación” en Venezuela, y  condenó el “odio terrorista” en Colombia luego del atentado con coche bomba en una academia de cadetes en Bogotá, que mató a más de 20 personas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here