Otros usos que puedes dar a tu microondas

0

¿Solo utilizas el microondas para calentar comida y hacerte palomitas? Pues deberías saber que el pequeño electrodoméstico que inventó Percy Spencer en 1945 también sirve para otras cosas.

Alargar la vida de tu rímel. Antes de tirar tu máscara de pestañas porque se haya secado, métela en un vaso de agua y después calienta éste durante 30 segundos en el microondas. ¡Quedará como nueva!

Despegar la miel. Si quieres aprovechar los restos de miel que quedan, calienta el tarro en el microondas durante un minuto a máxima potencia.

Desinfectar estropajos. Una forma eficaz de acabar con los gérmenes que viven en tus estropajos y esponjas de baño es calentando estos productos dos o tres minutos en el microondas.

Cocinar el beicon más saludable. Colocando las lonchas encima de un plato sopero invertido y calentándolas durante un minuto, conseguirás el beicon más crujiente sin utilizar aceite.

Reutilizar velas viejas. Mezcla todos los restos de velas que tengas y mételos en un recipiente para microondas. Después de calentarlas, la cera estará líquida y podrás verterla en cualquier tarro tras haber introducido en él una vela fina para usarla de mecha.

Pelar frutas y verduras. Quitarle la piel al tomate, entre otros alimentos, te resultará más fácil si lo calientas boca abajo en el microondas. Pero antes tienes que lavarlo y cortarlo por la mitad.

Despegar sellos. Con este electrodoméstico también podrás recuperar los sellos de tus cartas. Solo hay que humedecerlos un poco y calentarlos 20 segundos.

Dejar de llorar con las cebollas. Corta una cebolla por la mitad y caliéntala en el microondas durante 30 segundos. Así no llorarás después.

Hacer la espuma del capuchino. Agita un poco de leche en un bote apto para microondas. Después caliéntalo durante un minuto y lo que obtendrás es una espuma perfecta para tu café.

Esterilizar frascos de conservas. La forma más rápida de esterilizar tus botes de cristal es calentándolos en el microondas con dos dedos de agua. Espera a que ésta hierva para sacarlos.

Hacer patatas fritas caseras. Corta las patatas en rodajas muy finas y colócalas separadas en un plato con aceite. Después caliéntalas tres minutos a máxima potencia, dales la vuelta y repite la misma operación para que queden crujientes por los dos lados.

Aprovechar al máximo los limones y naranjas. Calienta estos cítricos durante (al menos) 10 segundos y así conseguirás mucho más zumo cuando los exprimas.

Yahoo Vida y Estilo

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*