Pros y contras de las dietas Por: Dra. Mónica Núñez

0

Cuando  se escucha la palabra dieta, generalmente se  identifica con el hecho de llevar una alimentación restrictiva para bajar de peso.  Sin embargo  se debe hacer una diferenciación de los términos en Nutrición al querer abordar que tipos de  pros y  contras se consideran al  tener una alimentación sana  para bajar de peso.

Alimentación: es la acción de alimentar con una sustancia nutritiva a un organismo para mantener sus funciones vitales.

Dieta  es el control o regulación de la cantidad y tipo de alimentos que consume un ser vivo, con el fin específico de nutrirse.

Y como se habla de control y regulación de alimentos esto llevó a acuñar la palabra dieta, a la acción de  tener un tipo de alimentación específica para bajar de peso.

Lo que provocó  que proliferaran una gran variedad de alimentaciones, realizadas por alguna celebridad que las convirtió en moda, o bien, porque la combinación de alimentos bajó de peso rápidamente a un grupo de personas. Sin embargo dieta, finalmente se identifica por la eterna  batalla contra los kilos de más. 

 ¿Por qué hacemos dieta?  Unas veces, por vernos físicamente mejor, en otras ocasiones, desafortunadamente, por motivos de salud, pero la pregunta subyace; ¿es bueno hacer dieta?

LOS PRO  DE HACER UNA DIETA  O  MENU PARA BAJAR DE PESO

  1. Primero se tendrá un descenso de peso saludable, al asegurarse de acudir a un médico experto en Bariatría y Nutrición que le asigne un programa alimenticio de acorde a su historia clínica y tipo de actividades.

  2. El paciente bien encaminado, será aquel que logra adecuar de forma permanente una alimentación con menús sanos, para lograr un cambio de mentalidad y estilo de vida.

  3. Y qué; Aprende:

– A  balancear la alimentación para que contenga todos los nutrientes; proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y agua. El descenso debe ser depurativo y desintoxicante.

– A  tener un fin específico y fuerza  voluntad.

– A comer apetitoso, al elabora menús agradables a la vista y al paladar, y a incluirlos  en sus actividades diarias.

– A educarse con respecto a sus horarios y al balance de los alimentos en forma personal y familiar.

  1. Mejora física y químicamente al organismo, evitando las enfermedades crónico degenerativas como el envejecimiento prematuro, Obesidad, Diabetes tipo 2, aumento de Colesterol y Triglicéridos, Hipertensión arterial, Enfermedades Cardiovasculares, Hígado Graso, Gota, Cáncer 

  2. Mejora la estética y la seguridad personal, ya que psicológicamente se logra un estupendo de autocontrol mejorando la autoestima y la capacidad de cumplimiento en los  objetivos planeados.

  3. El plan de tratamiento debe estar apegada a las leyes de la nutrición, Ley de calidad: completa en su composición para el correcto funcionamiento de los órganos. Ley de la cantidad: suficiente para cubrir las necesidades calóricas. Ley de la armonía: donde las cantidades deben guardar una relación de proporción en proteínas del 12 a 15%, de grasas del 30 a 35% y de  carbohidratos del 50 a 60%.

CONTRA DE HACER UNA DIETA PARA BAJAR DE PESO

  1. Si, se hacen de forma continua, se  recurre a la realización de dietas muy rigurosas e inadecuadas en nutrientes.

  2. Si no hay éxito, lleva al paciente a ingerir sustancias o fármacos  en exceso, creando dependencia y expone su integridad física.

  3. Si se obtiene el peso adecuado, se confían y vuelven comer copiosamente, escudándose en los fenómenos del rebote o del yoyo, que como tal no existen,  olvidando  lo ingerido de nuevo en  abundancia, incluso llegando a los desórdenes alimenticios como el atracón o  la bulimia.

  4. Hacen círculos viciosos, al  estar   continuamente en algún tratamiento que jamás llega al finiquito.

  5. Hay auto sabotaje  con frecuencia,   o búsqueda  de excusas para explicar el porqué del sobrepeso u obesidad sin lograr el objetivo.

  6. Se creen ser expertos y hacen siempre lo mismo,  eliminan grasas y azúcares sobrecargando el cuerpo de fibra y proteínas. Hay desnutrición por falta de equilibrio en los nutrientes.

  7. Esta supuesta ”expertis” los hace asiduos consumidores a las publicaciones irresponsables en revistas e internet.

  8. El cerebro requiere de una cantidad balanceada de glucosa, así mismo el cuerpo necesita grasa para transformarla en energía.

  9. La sobrecarga de algún nutriente como las proteínas puede provocar graves daños a riñón e hígado.

  10. Psicológicamente puede convertirse en una obsesión que los mantiene con cambios  de humor brusco,  irritabilidad y estados de ansiedad.

  11. La realización de dietas de forma indiscriminada y permanente sin lograr el objetivo hace desplazamientos  de peso cada vez mayores.  Esto  puede llegar a convertirse en un verdadero problema de salud.

Las  personas deben estar conscientes de que el someterse a un régimen alimenticio los convierte en pacientes, el médico es el guía que diseña este régimen, luego entonces, la responsabilidad del éxito  o fracaso del tratamiento recae en la disciplina del paciente.

UN MENU SALUDABLE CADA DIA GENERA  ARMONIA, PROLONGA LA VIDA Y GENERA SALUD.

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*