México, el circo más grande del mundo. Por José Luis Morales Baltazar

0

 

México puede ser todo lo que uno quiera.

Un paraíso para invertir en turismo, como ha dicho el hijo de Miguel de la Madrid; o un país en bancarrota, como lo ve López Obrador.

La tierra de los mejores directores de cine de los últimos años; o de los narcotraficantes más buscados por la DEA y Estados Unidos.

Un México “lindo y querido”, como sin duda lo es para el actor López Tarso, premiado en días pasados por Peña Nieto y al que se le puso de tapete ridículamente a sus 85 años de edad; o un México “negro y querido”, como lo ha rebautizado Paco Taibo II por el alucinante grado de violencia al que hemos llegado.. .México es esto y mucho más.

O mucho menos. Pero también, sin duda, el circo más grande del mundo.

De cien pistas para que nadie se aburra.

Donde sucede todo lo increíble, inimaginable o que nadie espera y, a la vez, lo que está seguro de que tarde o temprano sucederá y cada vez peor o más divertido.

Porque sólo en México existe una clase política que no sirve para nada y cobra mucha más que en cualquier otra parte de la tierra.

Una constitución perfecta, pero que es la más violada de las constituciones.

mexico politicos

Sólo aquí la gente más corrupta y deleznable anda en la calle como por su casa o logra salir de la cárcel quedándose cínicamente con todo lo robado.

Sólo aquí puede haber tanto crímenes y brutales delitos de los que nadie sabe nada y la autoridad no responde.

Sólo aquí los delincuentes pueden estar mejor organizados, armados y uniformados que la policía, el ejército o la marina que juegan con ellos a las escondidillas y jamás los encuentran.

Sólo aquí los criminales pueden usar armas de alto poder y aplicar la pena de muerte a diario, sin que nadie se atreva a perseguirlos ni a meterlos en cintura y con leyes de derechos humanos que los protegen.

Sólo aquí pueden desaparecer miles de personas sin que nadie sepa quién o quiénes son los responsables ni en dónde se encuentran.

Sólo aquí se puede pensar en perdonar a criminales que nadie conoce y que, no obstante la promesa de tener la oportunidad de reivindicarse, siguen perpetrando cosas horrendas.

Sólo aquí miles de jóvenes deciden apostar su futuro a la delincuencia que al estudio y una carrera universitaria y ensartarse en peligroso juego donde, a cambio de un mísero sueldo, la esperanza de vida a veces no llega ni siquiera a la semana.

jovenes

Sólo aquí se puede sacralizar un movimiento como el del 68 sin conocer hasta ahora quiénes fueron los culpables de esas muertes y desapariciones.

Sólo aquí no se han juzgado a los peores gobernantes que hemos tenido.

Sólo aquí se puede agredir a estudiantes a domicilio sin haberlo evitado a tiempo cuando a tiempo detectó la policía a los agresores de camino a la universidad.

Sólo aquí un tipo loco corretea desnudo a una chica y se le juzga en libertad.

Sólo aquí se dan dos terremotos en el mismo año y mes, de año distinto, y los dos nos tomaron desprevenidos.

Sólo aquí se derrumbaron miles de casas y 90 por ciento de los afectados siguen esperando ayuda.

Sólo aquí se pudo inventar a una niña fantasma que murió en el sismo pasado en una escuela.

mexico corrupcion 1

Sólo aquí se recibieron millones de dólares de ayuda externa e interna y desaparecieron como por un acto de magia.

Sólo aquí se tienen políticos y funcionarios públicos que prometen lo que nunca cumplen sin que exista ley que les exija cuentas.

Sólo aquí tenemos una clase trabajadora que cada semana pierde derechos sin decir pío.

Un circo de cien pistas o más donde nadie se aburre.

Un país que parece una broma macabra, pero que nos mata de risa con tanto meme estúpido que pasa en las redes.

Un lugar para salir corriendo y no volver jamás, pero que amamos profundamente porque aquí nos toco vivir y no estamos dispuestos a abandonar aunque un día nos cueste la vida.

El más corrupto y sangriento del mundo, de celebraciones diarias.

El más surrealista de todos, según André Breton; el más inhabitable de la tierra según las cifras de autos, fábricas y contaminación ambiental

Pero también, el más divertido sin duda.

militares

Donde una madrugada te puede asesinar en un transporte público nomás para ver qué gestos haces o donde el sueño de los niños de primaria es traer un iphone.

Donde abundan los linchamientos porque la gente ya no cree en nada, pero también los justicieros anónimos que deciden aplicar la ley por cuenta propia.

Un lugar donde viven tres de las personas mas ricas del mundo y existen 111 pequeños poblados agonizando en la peor de las miserias miseria.

O donde se pueden pasear en tráiler a cientos de cadáveres de gente que murió violentamente y pisotearlos como si fueran inertes cuerpos de vacas recién salidas del rastro.

Un territorio que se parece cada vez más a un mega centro comercial, donde las ofertas y novedades, la locura de comprar y endrogarse, nunca acaban.

Un México donde cada noche ponemos la cabeza en la almohada y tratamos de pegar los párpados rogando a Dios que nos proteja de todo mal y, al día siguiente, nos gana la desesperanza frente a tanto ignominia, pero donde pronto volvemos a caer bajo la bruma, el hechizo y la brutal inconciencia del mejor espectáculo del mundo.

 

@nuevoslibros

holajoseluismorales@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*