Los zoológicos y la crueldad humana. Por Enrique Muñoz

0

 

     Asegura el jefe de gobierno capitalino que hay presupuesto para mantener los zoológicos de la capital, por lo que no desaparecerá el de Chapultepec, tan duramente cuestionado por las extrañas y prematuras muertes de algunos de sus ejemplares de algunos años a la fecha.

 bantu

     Un trabajo periodístico de La Crónica, da cuenta de la muerte prematura de un orangután, un rinoceronte, una elefanta y más recientemente del gorila macho Bantu y la hembra de bisonte que había logrado exitosamente reproducirse en dos ocasiones.

     No somos veterinarios ni anestesiólogos para opinar si el tratamiento aplicado al magnífico gorila fue el adecuado, o si el equipo de 20 personas que aplicó el protocolo para su traslado a Guadalajara fue el correcto. Pero lo que mueve a sospecha es el número tan elevado y frecuente de decesos en el zoológico más grande del país.

     Como niño ue se sabe culpable, el titular del zoológico de Chapultepec inmediatamente salió a los medios a decir que el protocolo fue el adecuado. Qué esperábamos, ¿que dijera lo contrario?

     Lo que causa indignación es la imagen que circuló en redes sociales de la “necropsia” de Bantu. Una mesa metálica llena de sangre y un animal destazado, decapitado y exhibido sin el menor pudor.

     El gobierno federal no tardó en señalar que ahí hay algo irregular, lo que ha provocado la reacción casi visceral de las autoridades capitalinas considerando que son ataques a la gestión del doctor Mancera.

     El asunto se politiza, pero el pleito de lavadero no regresará a la vida a los valiosos ejemplares que ya no están para deleitar a los visitantes de Chapultepec.

     Como que ya viene siendo tiempo de pensar en la gradual desaparición de los zoológicos públicos y privados en el mundo. El ser humano no puede seguir ciego y sordo.

zoologicos 1

     El ser humano no tiene derecho a sacar de su hábitat y reproducir a seres vivos para encerrarlos en jaulas o espacios ajenos a su hábitat, muchas veces en condiciones antihigiénicas y de hacinamiento, lo que representa una tortura cotidiana y silenciosa.

     ¿Que nos da derecho a someter a un oso polar como Arturo, el de Argentina, A temperaturas superiores a los 40 grados en el zoológico de Buenos Aires durante el verano austral?

     El zoológico de Chapultepec es el Four Seasons de los zoológicos. Quien haya visitado zoológicos de medio oriente, de países pobres o de ciudades del interior de nuestro país, coincidirá en que la desnutrición, el maltrato y la precaria atención veterinaria en esos lugares son la constante

La soberbia y la prepotencia del ser humano deben terminar.

     En pleno siglo 21 existen grandes documentalistas y numerosas empresas dedicadas a la realización de prodigiosos trabajos en cine y video sobre la vida, los hábitos y las costumbres de todos los animales en todos los continentes.

     Internet además nos acerca a la vida animal en la comodidad de nuestros espacios más íntimos con un simple clic.

Para qué seguir con la tortura, para qué invertir en el abuso…

El mundo cambia. Cambiemos nosotros también.

No más zoológicos, no más tortura, no más abuso contra la naturaleza

 

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*