Los testamentos. Por: Lic. Juan Carlos Cárdenas Domínguez.

-2

El Código Civil en su artículo 182-Quintus fracción II señala como: “don de la fortuna” recibir una herencia. ¿Pero ante que realidad nos encontramos cuando fallece una persona y tenemos en nuestras manos un testamento? Y ¿ante que situación estamos cuando alguien muere y en vida hizo la mención de que dejó un testamento pero no lo tenemos?

testamento

Al dejar un testamento los bienes que nos queden al morir tendrán que ser repartidos de acuerdo a nuestra voluntad por eso es necesario hacer el testamento. Incluso el Gobierno Federal ha promocionado el mes de septiembre como mes del testamento, mes en el cual los notarios cobran más barato por hacer nuestro testamento $1,200.00

Incluso cabe la posibilidad de hacer nuestro testamento escrito de propia mano, o apoyado por un abogado, y el mismo se firma ante 2 testigos y se lleva a depositar al Archivo General de Notarías donde quedará guardado para que al morir quien se crea con derecho a heredar pueda iniciar un juicio testamentario o acudir ante un Notario Público y se giren oficios al mencionado Archivo para que nos informen si existe un testamento ahí que haya sido depositado directamente por el testador o por un Notario al que haya acudido el testador.

En el testamento se señala que bienes se van a heredar, e incluso se ponen algunas condiciones para recibir la herencia y se precisa que personas van a recibir dichos bienes, y así aunque aparezcan muchos parientes cercanos, quizá dos o más esposas del difunto y sus múltiples concubinas, que pretendan les sean adjudicados bienes del difunto, sólo les tocara herencia a los que se hayan mencionado en el testamento.

También es necesario mencionar que el Albacea no tiene mayor derecho sobre la herencia, ni puede jalar los hilos de la sucesión para quedarse con los bienes que forman parte de la masa hereditaria, es solamente un tramitador, administrador y repartidor de los bienes heredados que incluso recibe una retribución: de acuerdo con la ley le corresponde cobrar el 2% de los bienes que se adjudiquen los herederos.

Así, lo correcto es que hoy que está Usted en pleno uso de sus facultades decida lo que se hará con sus bienes al morir ¡¡Haga su testamento… no herede problemas!! Deje a sus seres queridos el recuerdo de una persona responsable que pensó en ellos hasta en su última voluntad.

Lic. Juan Carlos Cárdenas Domínguez Licenciado en Derecho egresado de la UNAM, especialista en las materias del Derecho Civil y Familiar, ha sido Procurador de la Defensa del Menor y la Familia del DIF, ponente en los Congresos Mundiales de Derecho de Familia, Profesor de las materias de Derecho Familiar, Sucesiones y Derecho Procesal Civil. Se ha dedicado a difundir el conocimiento del derecho a través de diversos programas de radio y televisión. Ha sido Abogado litigante durante 20 años, es fundador del Despacho de Abogados: “Jurídico Express” y colaborador de REPORTE. (E mail: lic.cardenas.abogado@hotmail.com)46-15-58-16 Es especialista en cuestiones de Derecho Civil, cuyas ramas abarcan todo lo relacionado con los intestados.

 

 

 

 

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*