El linchamiento de dos inocentes y la apuesta oficial al olvido. Por: Enrique Muñoz

0

 

     Se cumplió ya más de un mes de los vergonzosos y crueles linchamientos de Ajalpan, Puebla, contra dos encuestadores defeños a quienes la anónima turba decidió confundir con secuestradores para así, en montón, acabar cobarde y cruelmente con su vida.

linchamiento      De nada valió que la supuesta víctima, una joven de la cabecera municipal aclarara en su momento que no reconocía a los dos hermanos como sus agresores.

 

     La suerte de José Abraham y Rey David Copado Molina estaba decidida por quienes dispusieron de sus vidas la noche del 19 de octubre pasado, a pesar de que las autoridades locales habían cotejado la identidad de las víctimas y se sabía que trabajaban para una empresa capitalina realizando encuestas por entre 10 y 15 pesos cada una.

 

     Días después de los hechos y fieles a la costumbre, el gobernador poblano, el presidente municipal de Ajalpan y el director de la empresa que no les daba contrato ni prestaciones, aseguraban que los responsables serían presentados ante la ley y que no se regatearían los apoyos para los deudos de los infortunados.

 

     Las declaraciones “de apoyo y solidaridad” abundaron.

 

     Sin embargo, a más de un mes de aquella noche de crueldad y barbarie injustificada, el gobierno de Puebla presume que media docena de los responsables están ya sujetos a proceso, aunque entre los pobladores del pueblo hay denuncias de detenciones sin órdenes de aprehensión y en contra de gente inocente por parte de policías estatales y federales que han irrumpido en sus viviendas con lujo de violencia.

 

 moreno valle

     Lo peor de este lamentable episodio es la situación de precariedad en que ha quedado la viuda de Rey David, quien hoy vive en el desamparo junto a sus gemelitos de dos años y meses, para quienes no hay justicia sino vueltas y vueltas mendigando la ayuda que por ley, pero sobre todo por mínima ética y solidaridad, les corresponde.

 

     Elsa García, viuda de Rey David, me comenta que, en un principio, el estado de Puebla la apoyó con los traslados a la capital de la entidad para los trámites de entrega de los restos de su marido y su cuñado, gastos funerarios y 20 mil pesos.

     A partir de ahí, todo han sido largas y promesas.

 

   Mientras ella demanda una beca que asegure la educación de sus hijos, el presidente municipal de Ajalpan le envía a un funcionario del ayuntamiento con el ofrecimiento de 40 mil pesos por cada uno de los linchados.

 

     La empresa para la que trabajaban sin contrato y sin prestaciones, como ocurre con muchas en este país, ofrece 50 mil pesos por cada víctima pero el próximo año porque el seguro que supuestamente cubría sus actividades, no estaba vigente por falta de pago para su renovación.

 

     La Comisión de Derechos Humanos de Puebla se ha ofrecido para apoyar psicológicamente a los deudos: la viuda, la madre de los fallecidos y un hermano, pero nada más.

 

     La pregunta es: ¿y La Comisión Nacional de los Derechos Humanos? Esa brilla por su ausencia.

 

  Es una entidad burocrática con presupuesto, infraestructura, recursos humanos y atribuciones constitucionales que vuelve a quedar en evidencia como ágil y orgullosa defensora de delincuentes, pero no de sus víctimas.

 

     Otra vez rezagada, superada por la tragedia de Elsa García y los familiares de los Copado Molina que, de seguir las cosas como van, no recibirán mayor apoyo de las instancias de poder y recursos que seguramente apuestan al olvido.

 

     El presidenciable Moreno Valle, el insignificante alcalde, la corrupta empresa y la monstruosa e inútil CNDH, para eso nos gustaban.

 

Acerca del autor

Enrique Muñoz

Periodista. Colaboró en “Monitor” primero como responsable de trabajos especiales y más adelante como conductor tanto del noticiero “Monitor de la tarde” como de “Monitor de la Noche”. Fue también conductor del noticiero “MVS Noticias” en su emisión de mediodía y desde 2012 colabora con Radio Fórmula, como conductor del espacio “En Fórmula con Enrique Muñoz” y en “Telefórmula Noticias”.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*