El estallido social en Chile es un hecho real y así se mostró este viernes luego de que una multitud se concentrara en la capital Santiago, en donde ya hubo algunos enfrentamientos entre manifestantes y la Policía local.

Las fuerzas de seguridad debieron lanzar gases lacrimógenos para dispersar a los participantes de la llamada ‘marcha más grande de Chile’, contra de las políticas económicas del Gobierno de Sebastián Piñera.

De acuerdo con la intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar Barahona, la movilización social aglutina a “cerca de un millón de personas”, siendo así la concentración masiva más grande desde que regresó la democracia al país andino en 1990.

Entonando canciones populares durante la dictadura de Augusto Pinochet y con banderas chilenas y mapuches, los manifestantes se congregaron en Santiago para atender el llamado de la  histórica marcha, una semana después de que uno de los países más estables de América Latina quedara sumido en su peor crisis social.

Mientras tanto, la Cámara de Comercio de Santiago calculó en más de 1.400 millones de dólares las pérdidas causadas por la semana de protestas contra el gobierno de Sebastián Piñera, que ya contabilizan 19 fallecidos, cinco de ellos extranjeros.

Ante la explosiva situación imperante en las calles de la capital y de regiones como Concepción y Valparaíso, el Ejército de Chile ha decretado el séptimo toque de queda en la región Metropolitana. La medida regirá desde las 23:00 del 25 de octubre, hasta las 04:00 del sábado 26. (agencias)

foto. Afp

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here