Todo indica que será el 19 de abril cuando la UEFA oficialice un nuevo formato de para la Liga de Campeones de clubes, en donde participarían 36 equipos, buscando más dinero. No importa lo que piensen los futbolistas, sujetos a un ritmo de partidos excesivo a partir de la aparición del coronavirus.

De hecho, el cambio de formato en la Champions es el tema central de una agenda dada a conocer ayer para la reunión de dueños y dirigentes de las ligas europeas en Montreux, y los cambios operarían aparentemente hasta la temporada 2024-25.

La adición de 4 equipos a la Champions implica que cada equipo disputaría un mínimo de 10 partidos, en vez de 6, lo que representa mayores ingresos, asunto del cual la UEFA y los principales clubes y ligas de Europa tendrían ya un acuerdo

Un cambio polémico daría 2 de las 4 plazas nuevas a clubes que no clasificaron por méritos deportivos, sino por su ranking de la UEFA y logros históricos.

La UEFA quiere un proyecto conjunto y conservar control en las decisiones deportivas, pero hay oposición de algunos equipos poderosos económicamente, quienes buscan controlar la estrategia comercial y la distribución de miles de millones de euros derivados de transmisiones y patrocinios.

La decisión sobre los formatos lleva años esperando solución, toda vez que una primera propuesta respaldada por la Asociación fue retirada debido al rechazo del grupo de ligas europeas conformado por 30 naciones y de varios clubes medianos.

Con el nuevo formato, cada equipo enfrentaría a 10 rivales distintos en la primera fase, definida por puestos que se asignen como preclasificados en vez de enfrentar solo a 3 rivales en el formato tradicional de grupos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here