Un informe de la Confederación Nacional de Municipios asegura que más de 600 municipios brasileños están en riesgo de quedarse sin oxígeno en los hospitales para atender a pacientes graves de COVID-19,

El informe fue realizado en base a preguntas a alcaldes, y en al menos 625 municipios del país hay riesgo de falta de oxígeno, el 24,5% de los municipios encuestados.

Ciudades, como São Paulo, anunciaron en los últimos días la instalación de fábricas de cilindros de oxígeno para abastecer a los hospitales. Sin embargo, este tipo de iniciativas no son una posibilidad real para municipios menores y con escasos recursos.

Además de la escasez de oxígeno, en 1.141 municipios más hay riesgo de falta de los medicamentos que componen el llamado “kit entubación”, que se usan para sedar a los pacientes graves que necesitan respiración artificial.

Como dato positivo destaca el hecho de que casi la totalidad de los municipios (el 98%) recibió en los últimos días vacunas contra el COVID-19, lo que demuestra que los inmunizantes están llegando a todas las regiones del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here