La Organización Mundial de la Salud ha clasificado la variante del coronavirus B.1.617, identificada por primera vez en India, como de “preocupación mundial”.

Tras analizar la información proveniente de India, la Organización ha actualizado la catalogación de “variante de interés” a “variante de preocupación”.

“Hay cierta información disponible que sugiere más transmisibilidad. Hay un estudio todavía no publicado, que no ha sido revisado aún por los pares y con un número limitado de pacientes que sugiere neutralización reducida.

La clasificamos como una variante de preocupación a nivel mundial”, dijo Maria Van Kerkhove, la epidemióloga que dirige la respuesta técnica a la pandemia.

La especialista insistió en que es necesaria más información tanto de secuencias genéticas como datos epidemiológicos de India y otras partes del mundo para conocer mejor el funcionamiento de esta variante. “No hay datos sobre diagnóstico, terapias y vacunas.

Por el momento no hay nada que sugiera que no funcionan. Esto es importante”, insistió.

Por otra parte, el director general de la Organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que el número de casos en el mundo se está estabilizando, pero en un nivel “inaceptablemente alto”.

Tedros recordó que este escenario ya se ha visto en otras ocasiones y provocó que muchos países relajasen “demasiado pronto” las medidas y la gente baje la guardia haciendo que resurjan los casos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here