Científicos estadounidenses y chinos probaron que los océanos se calientan más rápidamente de lo que estimado hasta ahora, y datos dados a conocer en la revista Science apuntan que se batió el récord el año pasado, afectando lavida marina.

El equipo de investigadores utilizó una red internacional de 3 mil 900 flotadores desplegados desde el año 2000 en los océanos, y corroboró que la temperatura oceánica en 2018 fue la más alta desde 1971, dato que no concuerda con la última estimación hecha por Naciones Unidas en 2013, que calculó tasas de absorción de calor más lentas.

En un comunicado que reproduce la agencia Reuters, los expertos estiman que “los registros de observación del calor oceánico muestran que el calentamiento se está acelerando”,  y puntualizan que “el calentamiento global está aquí y ya tiene importantes consecuencias. ¡No hay ninguna duda!”.

Lijing Cheng, miembro del Instituto de Física Atmosférica de la Academia China de Ciencias y autor principal del artículo, “2018 fue el año registrado más cálido para el océano global, superando a 2017”, explicó que la temperatura hasta una profundidad de 2 mil metros se incrementó en alrededor de 0,1 grados centígrados entre 1971 y 2010, precisando que los registros sobre el calentamiento oceánico han ido aumentando casi cada año desde que arrancó este siglo.

asimismo, Reuters añade que hay otro estudio a cargo del Servicio del Cambio Climático de la Unión Europea Copernicus, según el cual 2018 fue el cuarto más cálido en cuanto a temperaturas de superficie global desde que se tiene registro.

Esta situación está obligando a los peces a emigrar a aguas menos cálidas, y a ello se une el impacto negativo que esto tiene en los arrecifes de coral, así como en el nivel del mar, que aumenta a causa del deshielo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here