La ofensiva judicial contra el expresidente brasileño Michel Temer no cesa y ahora, el magistrado brasileño Marcus Vinicius Reis Bastos recibió una nueva denuncia contra el exmandatario que enfrenta varios procesos por supuesta corrupción.

La acusación fue presentada por la Fiscalía contra Temer y otras 5 personas por su posible participación en una trama que benefició al sector portuario a cambio de sobornos, acusación interpuesta por la fiscal general, Raquel Dodqe, en diciembre pasado cuando Temer todavía era el presidente y contaba con fuero.

Una vez dejó el puesto en enero pasado, todas las investigaciones contra el exmandatario fueron enviadas desde la Corte Suprema a la Justicia de primera instancia, en la que han comenzado a tramitar con celeridad.

El exmandatario, bajo el escrutinio público y judicial a lo largo de su gobierno tras operar la salida de la presidencia Dilma Rousseff, estuvo preso 4 días el pasado mes de marzo por sospechas de corrupción, y acusado de ser el líder de una organización criminal que desvió cerca de 500 millones de dólares de recursos públicos durante 40 años.

Esta vez, la Fiscalía considera que hay indicios de que Temer sancionó un decreto que alteró la ley de puertos y benefició a algunas empresas del sector portuario a cambio de sobornos. Además del expresidente, serán enjuiciados el coronel retirado de la Policía y amigo del expresidente Joao Baptista Lima, el exasesor Rodrigo Rocha Loures y 3 ejecutivos del grupo Rodrimar, una de las grandes empresas beneficiadas por Temer.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here