Los botines que utilizó el argentino Leo Messi para superar la marca de Pelé el pasado mes de diciembre como máximo goleador en un solo equipo, fueron subastadas y se negociaron por parte de la casa Christie’s en 125 mil libras que se destinarán a un programa del hospital Vall d’Hebron.

Las zapatillas firmadas por el crack histórico del equipo blaugrana, lucen las inscripciones “Antonella Roccuzzo” (pareja de Messi) y “Thiago, Mateo y Ciro” (sus hijos) con sus fechas de nacimiento.

Luego de romper la marca de la perla negra del Brasil, como se le llamó a Pelé, de 643 goles en un partido contra el Valladolid, los botines del argentino lograron un otro récord al subastarse por el mayor precio jamás obtenido por un calzado usado de fútbol, título que tenían las botas que usó el francés Paul Pogba en la final del Mundial de Rusia 2018, y que fueron vendidas en 37 mil euros.

Messi donó sus botines al Museo Nacional de Arte de Cataluña, que acordó con el jugador subastarlas para dedicar los beneficios al programa “Arte y Salud”,  iniciativa que el museo lleva a cabo junto con el Hospital Universitario Vall d’Hebron y el Instituto Catalán de la Salud.

Messi dijo en un comunicado que el proyecto ahonda en el arte como herramienta terapéutica y preventiva para mejorar la salud física y emocional de niños y de sus familias, una causa que  significa poder “devolver algo a todos los niños que luchan por su salud”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here