La Organización Mundial de la Salud dio luz verde para el uso de emergencia de la vacuna de Moderna contra el Covid-19, aunque en realidad ya se usaba con la aprobación de la entidad regulatoria en Estados Unidos

La vacuna de ARN mensajero desarrollada por fabricante estadounidense se suma a las vacunas de AstraZeneca, Pfizer-BioNTech y Johnson & Johnson, aprobadas para su uso de emergencia por la OMS

El organismo de Naciones Unidas dijo que se esperan otras aprobaciones para las vacunas chinas de Sinopharm y Sinovac en los próximos días.

La autorización para la vacuna de Moderna tardó varios meses debido a los retrasos que enfrentó la OMS para obtener datos del fabricante norteamericano.

Muchos países sin sus propias oficinas de evaluación y reglamentación médica avanzada dependen de la lista de la OMS para decidir si usarán ciertas vacunas. La agencia de la ONU para la infancia, la UNICEF, también utiliza la lista para aplicar vacunas en una emergencia como la pandemia.

La compañía ya tiene contratos de suministro con muchos países desarrollados para entregarles millones de dosis, por lo que la decisión de la OMS no repercutirá en el suministro del farmaco en países que dependen de Naciones Unidas para recibir vacunas

El presidente ejecutivo de Moderna Stephane Bancel, dijo que la empresa estaba “participando activamente en discusiones con organizaciones multilaterales, como COVAX, para ayudar a proteger a las poblaciones de todo el mundo”.

COVAX es un programa respaldado por la ONU para enviar vacunas contra el COVID-19 a muchos países de ingresos bajos y medianos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here