El gobierno español permitió que menores de 14 años pudieran salir un rato a la calle el domingo 26 de abril por primera vez luego de casi mes y medio de encierro para contener el coronavirus, y ahora el trabajo es evaluar la medida, ya que en algunas partes del país se produjeron aglomeraciones no deseadas si se quiere evitar un rebrote del virus.

En rueda de prensa Fernando Simón, director del centro de emergencias del Ministerio de Sanidad, dijo este lunes que “las imágenes me despiertan alegría porque poco a poco vamos a poder volver a una vida normal, pero también me despiertan preocupación, porque hay que dejar claro que estas medidas de desconfinamiento no implican todavía que se pueda hacer todo lo que queramos”.

“Me llegan comentarios alarmantes de la salida de los niños y las niñas a las calles. Estemos en máxima alerta, hace falta extremar las precauciones”, comentó el presidente catalán, Quim Torra.

Aunque la autorización para que los niños salieran un rato a la calle es producto de la ralentización de la epidemia, en algunos lugares no se siguieron las recomendaciones sanitarias y esto es motivo de preocupación sobre los escenarios previstos para intentar un lento retorno a la normalidad.

Las pautas establecidas por las autoridades españolas para estos paseos siguen la llamada “norma de los cuatro unos”, donde los menores pueden salir a la calle  una vez al día, acompañados de un adulto, sin alejarse más de un kilómetro de su domicilio y por una hora como máximo.

En estas salidas se debe mantener una distancia interpersonal de al menos 2 metros con terceros y tanto antes como después se deben seguir las recomendaciones generales de lavado de manos e higiene personal.

Por norma general las salidas de niños siguieron estas pautas, pero en lugares susceptibles de sufrir aglomeraciones como parques, paseos marítimos o avenidas peatonales fue más difícil garantizar el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here