Un informe publicado en la revista Journal of Forensic Medicine, difundió la autopsia realizada a una de las primeras personas que murió debido a una neumonía que le provocó el nuevo coronavirus, y reveló que ese microorganismo afecta principalmente los pulmones y no ofreció suficientes evidencias de que afecte a otros órganos.

El occiso era un hombre de 85 años procedente de Wuhan en China, y fue hospitalizado el 1 de enero por un derrame cerebral, registrando síntomas de neumonía 10 días después de su ingreso, ya que tenía dolor de garganta, fiebre y manchas en sus pulmones: pasados 3 días, dio positivo por covid-19.

El 20 de enero, una tomografía mostró que la infección se había extendido por ambos pulmones y el paciente murió 28 días  después de hospitalizado debido a “una neumonía causada por un nuevo tipo de coronavirus” que generó “insuficiencia respiratoria”.

Horas después de su muerte, miembros de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong liderados por el profesor Liu Liang hicieron la autopsia basada en una observación visual, que no incluyó detección ni análisis adicionales de secciones de tejido patológico con microscopios avanzados.

El informe precisa que las muestras tomadas antes de que muriera mostraron que “el proceso patológico del covid-19 es muy similar al de SARS y MERS”, pero esa prueba reveló que la fibrosis y la compactación pulmonar “no es tan grave como con el SARS” y “la reacción exudativa fue más notable”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here