Luego de dimes y diretes y un prolongado estira y afloja entre poderosas empresas de internet y redes sociales como Google y Facebook, el legislativo de Australia aprobó este jueves la ley que obliga a los gigantes tecnológicos a compensar a los medios de comunicación por el uso de su contenido, ordenamiento único en el mundo,

La ley de pagos por contenidos periodísticos fue elaborada luego de las investigaciones de la Comisión Australiana de Competencia y Consumo, sobre el desequilibrio en los ingresos publicitarios entre las compañías tecnológicas y los medios de comunicación en el país.

Según el gobierno, la ley garantizará que las empresas de prensa “reciban una remuneración justa por el contenido que generan, contribuyendo así a mantener el periodismo de interés público en Australia”.

En un comunicado el ministro del Tesoro de este país, Josh Frydenberg señaló que la ley “garantizará que los medios de comunicación reciban remuneración justa por los contenidos que generen, lo que ayudará a mantener al periodismo de interés público en Australia”.

Antes de ser aprobada, el Gobierno introdujo varias enmiendas técnicas sobre su propuesta, presentada ante el Parlamento en diciembre, y que coincidió con el anuncio de Facebook y el Ejecutivo del restablecimiento en los próximos días del acceso a las noticias de su país.

La nueva legislación obliga a las empresas tecnológicas a negociar con los medios una contraprestación por los contenidos periodísticos que se publican en sus plataformas, y las enmiendas técnicas dan mayor margen de negociación a las tecnológicas en sus acuerdos con los medios, dejando al final la intervención de un panel de arbitraje para fijar el monto a pagar si no se produce un acuerdo comercial.

Google y Facebook, que expresaron su malestar por el carácter obligatorio del pago, han comenzado ya a establecer acuerdos con los medios locales más importantes de Australia, aunque ciertos sectores sindicales han alertado de que las organizaciones periodísticas más pequeñas podrían quedarse sin remuneración.

Google y Facebook generaron ingresos publicitarios de unos 6 mil millones de dólares australianos, y aproximadamente el 10% de esa cifra es el resultado del contenido de las noticias. Más aún, las plataformas digitales concentraron el 51% del gasto publicitario en 2017 en el país.

Canadá, Reino Unido, Francia e India han mostrado interés en la elaboración de esta ley, dijo el primer ministro australiano, Scott Morrison, quien aseguró haber dialogado sobre el asunto con los líderes de esos países.

Podría haber más regulaciones de este tipo en otras naciones. Microsoft está trabajando con medios europeos para hacer que las grandes plataformas tecnológicas paguen por las noticias. Los países miembros de la Unión Europea están trabajando para adoptar normas sobre derechos de autor que permitan a las compañías de noticias y medios negociar los pagos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here