El impacto de la epidemia del coronavirus fuera de China es cada vez mayor, y la empresa surcoreana Samsung confirmó un caso de contagio en su fábrica de componentes electrónicos de la ciudad de Gumi.

Los compañeros del infectado han sido puestos en cuarentena y que se realizarán las pruebas necesarias.

Asimismo, de los 433 casos de coronavirus registrados en Corea del Sur hasta este sábado, 231 están relacionados con el movimiento religioso Iglesia de Jesús Shincheonji en el sur del país.

La agencia Yonhap precisa que la congregación suspendió sus servicios y las personas que recientemente atendieron a sus ceremonias fueron sometidas a pruebas.

Sin embargo, las autoridades no pueden localizar a muchos miembros de la comunidad debido a que estos no cuentan ni a sus familiares que son seguidores de Shincheonji, informa el diario Korea Herald.

El contagio pudo haberse iniciado por una paciente de 61 años quien participó en al menos cuatro servicios religiosos en la sede de Shincheonji en la ciudad de Daegu antes de ser diagnosticada con el covid-19.

Los ritos de oración de esta iglesia implica el contacto físico entre los seguidores, como poner los manos alrededor de los hombros de la persona al lado, lo que potencialmente favorece la propagación del virus.

En Italia, autoridades de Lombardía donde 2 personas han muerto por coronavirus, se le pidió a los residentes de 10 municipios que no salgan de sus casas de forma temporal y se ha decretado el cierre de colegios, restaurantes, negocios e instalaciones deportivas como medida de precaución.

Según el diario La Repubblica, la medida afecta a al menos 50 mil personas que han quedado “aisladas” de forma provisional hasta que las autoridades aconsejen volver a hacer vida normal.

El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, ha tratado de tranquilizar a los ciudadanos y ha dicho que el Gobierno ya tenía un plan preparado porque “era evidente que lo que ha pasado podía suceder”. (agencias)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here