Una declaración juramentada del detective Adrian Garcia, a la que obtuvo acceso The Washington Post, deja entrever que Patrick Crusius, responsable del tiroteo masivo en la ciudad estadounidense de El Paso, en Texas, confesó hoy ante la Policía que su ataque estaba dirigido contra los mexicanos.

La Policía investiga un manifiesto que el joven subió a redes sociales antes de perpetrar la matanza, en donde incluía una retórica antiinmigrante y alertaba sobre una supuesta “invasión hispana”.

De acuerdo con Garcia, el atacante “afirmó que una vez en la tienda abrió fuego usando su AK-47 disparando contra múltiples víctimas inocentes”, y aclaró que sus objetivos eran “mexicanos”.

“Soy el tirador”, confesó Patrick al arrestado el pasado 3 de agosto cuando mató a 22 personas e hirió a otras 24, muchas de nacionalidad mexicana, en una tienda de la cadena Walmart

Cuando llegaron las autoridades, Crusius, que se encontraba en el interior de un automóvil detenido cerca del local donde ocurrieron los hechos, se apeó del mismo y con las manos en alto se entregó a los agentes. revelando que viajó desde Dallas a El Paso con un rifle de asalto y varios cartuchos para llevar a cabo el tiroteo.

Explicó que al llegar a esa localidad se perdió en un vecindario porque no conocía la zona y las autoridades federales han calificado el ataque de Crusius de acto de terrorismo doméstico y se plantean presentar cargos de delitos de odio contra su persona, aunque aseguran que mientras está colaborando con su investigación y renunció a su derecho a un abogado.

El jefe de Policía de El Paso, Greg Allen, dijo que el joven parece estar “en estado de conmoción y de confusión” y que, de momento, no ha mostrado ningún tipo de remordimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here