De acuerdo con la Agencia China de Control de Enfermedades, el gobierno estaría analizando combinar las vacunas desarrolladas por el país asiático, ya que al parecer, su efectividad contra el coronavirus es baja.

En una admisión oficial de la debilidad de las vacunas chinas, el director de los Centros chinos de Control de Enfermedades, Gao Fu, dijo en una conferencia en la ciudad suroccidental de Chengdu, que los fármacos chinos “no tienen tasas de protección muy altas” 

China  ha distribuido cientos de millones de dosis en otros países y para Gao, “ahora se considera oficialmente si deberíamos utilizar diferentes vacunas de distintas líneas técnicas para el proceso de inmunización”.

Mientras tanto, Pekin no ha aprobado ninguna vacuna extranjera para su uso en China, y de alguna forma ha cuestionado la efectividad de otras vacunas no fabricadas en el país.

Gao no dio detalles de posibles cambios en la estrategia, pero mencionó el ARN mensajero, tecnología antes experimental utilizada por fabricantes occidentales de vacunas, mientras que las farmacéuticas chinas emplearon técnicas asentadas.

Según el experto, “todo el mundo debe considerar los beneficios que pueden traer a la humanidad las vacunas de ARN mensajero”, dijo. “Debemos seguirlo con cuidado y no ignorarlo sólo porque ya tengamos varios tipos de vacunas”.

Gao había cuestionado en el pasado la seguridad de las vacunas de ARN mensajero, y funcionarios que ofrecieron una conferencia de prensa este domingo no respondieron a preguntas sobre los comentarios de Gao o posibles cambios en los planes oficiales.

 Otro miembro del centro de control de enfermedades señaló que se estaba trabajando en vacunas de ARN mensajero. El funcionario, Wang Huaqing, que no dio sin embargo,  plazos para su posible distribución.

Medios estatales chinos y blogs populares de ciencia y salud han cuestionado también la seguridad y efectividad de la vacuna de Pfizer, que utiliza ARN mensajero.

Los expertos señalan que mezclar vacunas, o la inmunización secuencial, puede impulsar las tasas de efectividad. Investigadores en Gran Bretaña estudian una posible combinación de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca.

Las vacunas fabricadas por 2 farmacéuticas estatales, Sinovac y Sinpopharm, se han exportado a 22 países, como México, Turquía, Indonesia, Hungría, Brasil y Turquía, según el Ministerio de Exteriores.

Investigadores en Brasil concluyeron que la efectividad de una vacuna de Sinovac para evitar infecciones sintomáticas era de apenas el 50,4%, cerca del umbral del 50% en el que los expertos consideran útil una vacuna. La vacuna de Pfizer-BioNTech tiene una efectividad del 97%.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here