La Policía estadounidense arrestó este miércoles a 680 inmigrantes en 7 plantas procesadoras de alimentos ubicadas en distintas localidades cerca de Jackson en el estado de Mississipi, en lo que constituyó una auténtica redada..

Un total de 600 agentes participaron en la operación, en la que rodearon varias plantas de diferentes empresas para evitar que los trabajadores se dieran a la fuga, mano de obra compuesta principalmente por inmigrantes de origen latino.

Las autoridades pidieron el documento de identidad a los trabajadores y dejaron salir de las instalaciones a los que tenían sus papeles en regla, escoltando después a los detenidos a varios autobuses mientras los familiares se despedían de ellos.

El pasado mes de junio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió deportar a “millones” de inmigrantes indocumentados alegando que los centros de detención han superado su capacidad debido a la cantidad de detenidos en la frontera entre la Unión Americana y México.

Trump amenazó con llevar a cabo redadas generalizadas a gran escala en los lugares de trabajo, aunque, hasta el momento, la actual Administración se había centrado en aquellos inmigrantes indocumentados con órdenes de deportación pendientes.

La cancillería mexicana señaló más tarde vía Twitter que se activó el grupo de respuesta rápida y que ya hay contacto con la oficina de aduanas y Migración estadounidense para solicitar la lista de personas mexicanas detenidas, además de coordinar entrevistas consulares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here