La selección mexicana de fútbol debutó con el pie derecho en la Copa Oro 2019 y aunque se esperaba una victoria sobre su similar de Cuba, lo cierto es que lo hizo con un contundente 7-0 dentro del Grupo “A” en el estadio Rose Bowl de Pasadena, en California.

El partido que abrió las hostilidades dentro de este torneo en el que la mayor parte de los participantes tiene un bajo nivel futbolístico, se disputó ante una magnifica entrada de más de 60 mil personas.

El encuentro se resolvió desde la primera parte y más que generar emociones, el asunto era por cuantos goles ganaría el Tri ante uno de los rivales más débiles del torneo.

El primer lapso terminó con un letal 4-0, con tantos obra de Ariel Antuna  al minuto 2, Raúl Jiménez el 31, Diego Reyes al 38 y de nueva cuenta Antuna al 44.

Para la segunda mitad, México terminó por machacar a los caribeños, y le dieron forma al marcador con otro tanto de Jiménez al 64, Alexis Vega al 74 y Antuna al minuto 80.

En el otro partido del Grupo “A”, Canadá goleó, que pasó por encima 4-0 al combinado de Martinica.

Fueron 7 y pudieron ser más. No hay forma de calificar el trabajo de México porque no hubo rival, y lo más rescatable sería lo dicho por el técnico mexicano, Gerardo Martino, quien señaló que el equipo encaró el partido con seriedad.  

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here