La subsecretaria de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Martha Delgado, visitó el estado de Guerrero y junto con el gobernador Héctor Astudillo y el secretario de Salud estatal Carlos de la Peña Pintos, dio arranque al inicio de la fase III de prueba clínica de la vacuna desarrollada por CanSino Biologics que se llevará a cabo en centros de salud de esa entidad.

Delgado resaltó la relevancia de la coordinación para el avance  de la fase III de la vacuna, y reiteró que “gracias a la coordinación con los gobiernos locales y las entidades internacionales, México forma parte de los procesos de investigación más avanzados para contar con una vacuna eficaz y segura contra COVID-19”.

En su intervención, el gobernador Astudillo refirió que: “hoy recibimos en el estado el producto de investigación del laboratorio CanSino Biotech para iniciar la fase III de las pruebas en voluntarios, mismo que, una vez superada esa fase, se convertirá en la vacuna contra Covid-19”.

Por su parte, el secretario de Salud estatal destacó que: “Guerrero está logrando detener los contagios en municipios clave como Acapulco, el más afectado. Aunado a esto, ha iniciado la campaña de vacunación contra influenza, de manera que podamos mantener una amplia disponibilidad de camas”.

Entre otras actividades relacionadas con el combate a la pandemia,  desde la Cancillería se ha emprendido un estrategia para la búsqueda de la vacuna segura y eficaz contra Covid-19 que incluye un frente multilateral en el que México participa en COVAX, organismo adscrito a la OMS, así como un frente diplomático que ha establecido acuerdos con gobiernos y laboratorios con protocolos más promisorios, como AstraZeneca junto con la Universidad de Oxford, Pfizer y CanSino,  y una vertiente nacional de la estrategia diplomática que implica la colaboración entre los centros de investigación mexicanos con las entidades internacionales.

La mencionada vacuna ha pasado ya por un riguroso proceso de prueba de sus fases I y II con amplio grado de éxito.

Las autoridades sanitarias mexicanas, así como otras internacionales, cuentan con toda la información de la vacuna aplicada previamente y contarán con información en tiempo real del desarrollo de la fase III en México.

Nuestra autoridad sanitaria ya tiene acceso a los resultados de ensayos preclínicos y clínicos de las fases I y II. El protocolo y la autorización de los centros de salud participantes pasaron por un riguroso proceso de evaluación liderado por la Cofepris, y el regulatoria ensayo está previsto realizarse en diversos centros de salud en toda la República seleccionados a partir de su alto rigor científico.

La fase III de pruebas clínicas de las vacunas candidatas en nuestro país es de la mayor relevancia ya que permitirá conocer sus efectos en diferentes segmentos de nuestra población.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here