Algunas zonas de Japón podrían pasar las vacaciones de primavera bajo un estado de emergencia por segundo año consecutivo, luego de que el grupo de expertos del Gobierno nipón aprobó un plan para las prefecturas de Tokio, Osaka, Hyogo y Kioto, que entraría en vigor antes de que empiece el periodo de asueto.

Esto se debe a que los contagios de coronavirus están aumentando en 2 de los grandes centros urbanos de Japón, donde se están propagando nuevas variantes, y el estado de emergencia se prolongará desde el domingo 25 de abril hasta el 11 de mayo.

El ministro a cargo de revitalización económica, Nishimura Yasutoshi, que también es el responsable de la respuesta ante el coronavirus, dijo que a menos que se tomen medidas más estrictas, no podrán contenerse esas variantes más contagiosas.

El Gobierno japonés espera tomar una decisión formal sobre el plan en una reunión del grupo de expertos que tendrá lugar hoy viernes, después de que se presente al Parlamento. El primer ministro Suga Yoshihide convocará una conferencia de prensa por la noche para explicar los detalles.

El Gobierno tiene previsto solicitar que cierren aquellos bares y restaurantes de las prefecturas afectadas que sirven alcohol o que tienen servicios de karaoke. Por otro lado, los servicios de tren y autobús terminarán antes y se reducirá su frecuencia.

Osaka registraba hasta ayer el mayor número de contagios diarios del país, con más de 1.100 nuevos casos, en tanto que en Tokio se informó de 861 nuevos casos, la mayor cifra diaria desde que se levantó el segundo estado de emergencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here