El Parlamento Europeo desoyó las protestas de Wikipedia y avaló tras más de 2 años de trámite y meses de discusión, la nueva normativa sobre derechos de autor que llevaba meses de discusión en la institución comunitaria.

Con 348 votos a favor, 274 en contra y 36 abstenciones, la nueva legislación regirá en Internet con la finalidad de proteger a los creadores frente a las grandes plataformas, dando a los países europeos 2 años de plazo para implementarla.

Hay quienes apoyan este ordenamiento principalmente artistas y creadores, que consideran la nueva ley una victoria ante gigantes como Youtube o Google, pero sus críticos opinan que puede acabar con la libertad de expresión en Internet.

La mayor polémica se centra en los artículos 11 y 13 de la nueva legislación, en donde por un lado, se exige que para vincular un artículo de prensa como fuente habrá que pedir permiso a todos los editores de prensa en cada caso particular, lo que afectará a los agregadores de contenidos, en tanto que, por otra parte,  se obligará a los sitios web que permiten a su comunidad subir contenido a instalar herramientas de filtrado automático para comparar las contribuciones con bases de datos de ‘copyright’. Estas webs se convierten en responsables de los contenidos que agreguen sus usuarios.

Una de las mayores protestas fue de Wikipedia, que cerró sus páginas en algunos países europeos el pasado 21 de marzo al señalar que era “la última oportunidad” de frenar la aprobación de esta normativa, llamando a sus usuarios a contactar con sus representantes locales para presionarles.

Más de 5 millones de personas habían firmado la protesta online bajo el lema ‘Detén la maquinaria de la censura: ¡salva Internet!’, que se inició hace nueve meses, tras la primera aprobación de la normativa el 20 de junio por la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here