Al presidir hoy la ceremonia del Día del Maestro, primer acto que se realiza de manera presencial desde el inicio de la pandemia, el rector de la UNAM, Enrique Graue, afirmó que el retorno a las aulas y los espacios universitarios iniciará en los próximos días y se llevará a cabo “en forma paulatina, ordenada y con todas las precauciones necesarias”.

El acto, correspondiente a los años 2020 y 2021 tiene un doble significado: por una parte celebra en los maestros y el anhelo de regresar y convivir físicamente, manifestó el rector.

“Hoy lo hacemos entre unos cuantos, en representación de muchos más que ya quieren retornar a las aulas, habitar nuevamente nuestros espacios e intercambiar en los pasillos vivencias y experiencias con sus alumnos y colegas. Todo parece indicar que pronto lo podremos hacer”, añadió en el evento que presidió en la Torre de Rectoría.

Luego de galardonar a 152 académicos que han dedicado 50 y 51 años de su vida a formar generaciones, de investir como eméritos a 13 académicos con una labor extraordinaria, y reconocer a exintegrantes de la Junta de Gobierno y del Patronato Universitario que terminaron su encargo, el rector señaló que “el retorno implicará haber superado una de las etapas más complejas de la historia de la Universidad”.

Graue, quien estuvo acompañado por el secretario General de la Universidad, Leonardo Lomelí Vanegas, y los presidentes en turno de la Junta de Gobierno y del Patronato Universitario, Ana Rosa Barahona Echeverría y Othón Canales Treviño, respectivamente.

Graue Wiechers también se refirió a la situación que afectó el pago a un grupo de profesores e informó que los rezagos del ciclo escolar 2020 y del primer semestre de 2021 se han regularizado, y se actualizan los correspondientes del ciclo escolar en curso. Además, se instalaron mesas para aclaraciones pertinentes.

Asimismo, llamó a los estudiantes que se han solidarizado con los profesores a reanudar actividades para concluir sin contratiempos el ciclo escolar en curso.

El rector hizo un reconocimiento al personal académico y administrativo que, con las precauciones necesarias, acudió a sus centros de trabajo para mantener servicios, laboratorios, bioterios, granjas e investigaciones en curso.

Remarcó que miles de maestros migraron sus habilidades docentes, en forma más o menos súbita, así como centenares de miles de alumnos, quienes pese a dificultades inherentes a las desigualdades económicas y a las brechas tecnológicas, pudieron adaptarse a la realidad impuesta por la contingencia.

Recordó las aportaciones hechas desde los subsistemas de la investigación científica y de humanidades, así como la fuerza de la difusión cultural universitaria para adecuarse y acrecentar sus públicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here