Investigadores de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos podría haber descubierto por la que muchos enfermos por coronavirus pierden el sentido del olfato aunque no hayan desarrollado otros síntomas.

Los expertos de la Escuela de Medicina de esa Universidad estudiaron el tejido extraído de la nariz a pacientes de covid-19, en especial  de muestras de tejido de la parte posterior de la cavidad nasal.

Dicha muestra fue obtenida de 23 pacientes que padecían de males como afecciones tumores o rinosinusitis crónica, además de biopsias de tráquea de 7 pacientes, ninguno de los cuales tenía el coronavirus.

Los investigadores usaron tintas fluorescentes en las muestras para detectar en el microscopio la enzima convertidora de angiotensina II, considerada la puerta de entrada del coronavirus en el organismo humano.

Los investigadores encontraron niveles elevados de angiotensina II en las células de revestimiento del epitelio olfativo, área de la parte posterior de la cavidad nasal donde se detectan los olores. La concentración de esta enzima superó en entre 200 y 700 veces los niveles de ACE2 en otras zonas del tejido de la nariz y la tráquea, independientemente de la enfermedad que afectaba al paciente.

Más aún, no se detectó ACE2 en las neuronas olfativas, que transmiten información sobre olores al cerebro, por lo que los resultados sugieren que en esta área de la cavidad nasal, responsable de sentir olores, “podría estar el lugar por el que el coronavirus entra en nuestro cuerpo”, según Mengfei Chen, una de las responsables del estudio publicado en European Respiratory Journal.

El coautor del estudio, Andrew Lane, añadió que “si esto es así, podríamos lidiar con la infección mediante terapias antivirales suministradas directamente por vía nasal”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here