Un exceso en el consumo de hierro proveniente de los animales, especialmente de las carnes rojas, aumenta las posibilidades de desarrollar cáncer de mama en las mujeres, debido a que el cuerpo no es capaz de eliminar el excedente y genera un proceso de oxidación.

Tal conclusión procede de un par de estudios, realizados a partir de otra investigación que encontró efectos beneficiosos del consumo de mate en la prevención del cáncer de mama, en donde al tener esta yerba una función bloqueadora en la absorción de hierro, se decidió indagar la relación entre este mineral y la enfermedad.

Se explica que hay 2 tipos de hierro: el hemo, presente en alimentos de origen animal, y el no hemo, que contienen productos de origen vegetal. El organismo absorbe mucho más el primero y no tiene mecanismos para eliminarlo si hay un exceso, a diferencia de lo que sucede con el segundo, por lo que se debe regular la cantidad que se consume.

Álvaro Ronco, médico especializado en epidemiología del cáncer y cabeza de la investigación en Uruguay, señala que “ese hierro extra puede generar fenómenos de mucha oxidación, que en última instancia es daño celular. Eso al organismo le implica un estado de inflamación permanente porque tiene que reparar esos daños”,

Esto podría explicar los resultados de los estudios a través de cuestionarios de frecuencia alimentaria entregados a pacientes con y sin cáncer, a los que se les preguntó qué alimentos incluían en su dieta.

La cantidad que se debería consumir depende mucho del sexo y de la edad.Una mujer en edad reproductiva precisa de unos 18 mg diarios de hierro mientras que luego de los 50 años esta cantidad se reduce a 8 mg. Para personas que padecen cáncer el consumo excesivo de este mineral es aún más riesgoso, ya que las células tumorales se alimentan de él.

Las carnes rojas aportan mucho hierro hemo, por eso no se debería consumir más de 2 veces por semana. Lo mismo sucede con las harinas blancas fortificadas. El especialista recomienda una dieta basada en vegetales y carnes blancas, como el pescado. “No es que haya que volverse vegetariano estricto”, agregó.  

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here