La alarma que han en Japón ante el aumento en el número de casos de coronavirus, a llevado ya al Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar Social  a analizar la aplicación de multas o cárcel a quienes no cumplan con las medidas sanitarias.

De acuerdo con un reporte del diario The Japan Times, se registró una reunión presidida por el primer ministro nipón, Yoshihide Suga, en dónde varias autoridades estudiaron una propuesta de revisión de la legislación sobre enfermedades infecciosas, en la que se contemplan multas económicas o prisión, a las personas contagiadas con covid-19 que se no acepten  ser hospitalizadas o a cooperar en la localización de contactos.

Si la medida es avalada por el poder Legislativo japonés en unos días, quienes no acepten ser hospitalizados serán sujetos de una multa máxima de más de 8 mil 500 dólares o hasta un año de cárcel.

Para quienes se nieguen a dar información que permita rastrear a personas con las que han tenido contacto, o den datos falsos,  habrá sanciones de cerca de 5 mil dólares, o 6 meses de prisión

Algunos funcionarios de alto nivel han expresado sus dudas sobre la eficacia de la medida para contener los contagios, así como sobre su implementación, cuando datos de la Universidad Johns Hopkins, indican que el país asiático registra  324 mil 828 infecciones por coronavirus y las muertes  suman 4 mil 248.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here