El presidente Andrés Manuel López Obrador habló esta mañana en su conferencia de todos los días sobre la aprobación esta madrugada de la reforma educativa, y dijo que se trató de una decisión que se tomó en la Cámara de Diputados,  y que en términos generales se cumple con el propósito de cancelar la mal llamada reforma educativa.

Cuestionado al respecto, mencionó que tenía entendido que “la mayoría de los diputados votaron para la cancelación y celebro que se haya avanzado en ese sentido. No está de más recordar que esa reforma es parte de la agenda que se definió en el extranjero y se impuso durante el periodo neoliberal.

El jefe del ejecutivo federal dijo que no estaba de más “recordar que se le llamó a esas medidas impuestas, reformas estructurales, impulsadas por organismos financieros internacionales, fiscal, energética, educativa”, y que “se utilizó para engañar, manipular”, pues de aseguró que con la reforma iba a mejorar la educación, cuando en realidad el fin era avanzar en la privatización de la educación

López Obrador apuntó que “lo que se logró fue afectar la dignidad de los maestros, se polarizó” e incluso hubo una campaña la SEP donde se gastaron 2 mil millones de pesos al año de publicidad.

El mandatario expresó su respeto a quienes defienden esa política, pero no comparte sus los puntos de vista, pero que en su opinión “qué bien que se avanzó en este terreno, es un problema menos para mejorar la educación, lo que se necesita es que se tome en cuenta a los maestros, se convenza de que todos debemos de ayudar para que mejore la educación, crear condiciones favorables, que los niños vayan a la escuela con alimentación, y que no haya deserción por pobreza, que se tengan becas

Aseguró que su gobierno entregará este año 10 millones de becas a estudiantes, se fortalecerán las normales y la carrera magisterial, y se eliminarán las evaluaciones punitivas

En cuanto a la preocupación existente por un posible reparto de plazas por parte de la parte sindical, el presidente manifestó que es lo que sostienen los que defienden la mal llamada reforma educativa, pero que no es así, los maestros no son corruptos, son gente buena, trabajadora Las plazas se tienen que entregar de acuerdo a los méritos y darle preferencia a los egresados de las normales.  No va a haber venta de plazas, tráfico de plazas, charrismo sindical, sindicatos protegidos por el gobierno, no se aceptan grupos de intereses creados, es un cambio por completo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here