El contenido para adultos, como es el caso con otros tipos de entretenimiento, sigue siendo una de las formas más prominentes en que los malhechores tratan de infectar los dispositivos.  Por años han existido varias argucias que se valen del phishing, spam o algún ransomware relacionado con el sexo, pero a los ciberdelincuentes no les basta con eso y trabajan para expandir los vectores de ataque y perfeccionar métodos.

Con el aumento de dispositivos móviles que se pueden usar para prácticamente cualquier cosa, las amenazas relacionadas con pornografía se están volviendo más relevantes. Para obtener más información sobre esto, Kaspersky verificó archivos disfrazados de vídeos porno o paquetes de instalación relacionados con contenido para adultos en Android y activó 200 etiquetas pornográficas populares en esta base de datos.

El análisis mostró resultados para 105 etiquetas en 2018 y 99 etiquetas en 2019, lo que muestra que no todos los ciberdelincuentes usan pornografía para atacar a sus víctimas, y aún cuando se usaron menos etiquetas para difundir amenazas disfrazadas de pornografía en 2019, el número de usuarios atacados por amenazas relacionadas con pornografía en móviles y aplicaciones no deseadas se duplicó, pasando de 42.973 usuarios atacados en comparación con 19.699 en 2018.

Curiosamente las amenazas en las PCs, que cayeron casi  40%. El software publicitario, utilizado para mostrar y redirigir a los usuarios a páginas de anuncios no deseadas, sigue siendo la amenaza más prominente en dispositivos móviles. De las 10 principales amenazas relacionadas con la pornografía para usuarios de móviles en 2019, 7 pertenecían a esta clase de amenaza

La mayoría de los usuarios ha sido el objetivo al que se dirige la aplicación de publicidad detectada como AdWare.AndroidOS.Agent.f, que logró afectar a 35,18% de los usuarios móviles. Este tipo de amenaza generalmente se distribuye a través de varios programas de afiliados, que tienen el propósito de ganar dinero por cada instalación o haciendo que la víctima baje aplicaciones maliciosas.

“Hemos visto que aunque la distribución de malware en las PCs ha disminuido, el malware móvil está en aumento. Si bien no hemos presenciado muchos cambios en las técnicas utilizadas por los ciberdelincuentes, las estadísticas muestran que este asunto sigue siendo fuente constante de amenazas y los usuarios deben ser conscientes de ello y tomar medidas para proteger el acceso a los valiosos datos que guardan en sus dispositivos”,  dice Dmitry Galov, investigador de seguridad en Kaspersky. “

Otras conclusiones del informe contra amenazas para adultos incluyen que los ciberdelincuentes se esfuerzan por tener más flexibilidad para elegir qué tipo de malware distribuir; bajaron las amenazas relacionadas con pornografía en las PCs, en 2018 y 2019, respectivamente; la cantidad de usuarios atacados por el malware que busca credenciales para otorgar acceso a sitios web pornográficos ha disminuido, aunque la cantidad de ataques de malware continúa creciendo, pues de 2018 a 2019 aumentó en un 37% y alcanzó 1.169.153 ataques en 2019; y la privacidad se convierte en una preocupación aún mayor para los usuarios cuando se trata de contenido para adultos. Además, el fraude por “sextorsión” está ganando impulso y se está convirtiendo en una “industria” separada.

Para mantenerse a salvo de las amenazas en el contenido para adultos, Kaspersky recomienda prestar atención a la autenticidad del sitio web, poner parches del software en su PC tan pronto como estén disponibles, no bajar software pirateado ni otro contenido ilegal, bloquear la instalación de programas de fuentes desconocidas en la configuración del smartphone e instalar aplicaciones obtenidas en las tiendas oficiales, y usar una solución de seguridad confiable, como Kaspersky Security Cloud, para tener protección integral contra diversas de amenazas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here