El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo explica en su informe anual que una nueva generación de profundas desigualdades entorno al desarrollo humano comienza a hacer presencia, mismas que se reflejan en el ranking de 189 países según su Índice de Desarrollo Humano que combina ingresos, esperanza de vida y educación.

El organismo de la ONU destaca en PNUD en su “Informe sobre Desarrollo Humano 2019″, que la sombra de la crisis climática y el profundo cambio tecnológico se reflejan en las desigualdades en desarrollo humano “adoptando nuevas formas en el siglo XXI”.

El reporte explica que se considera clave reducir desigualdades que “están profundamente arraigadas” y han provocado manifestaciones ciudadanas en distintos países.

Pese a que hay indudables avances en salud, educación y condiciones de vida, las necesidades de muchas personas “continúan insatisfechas” y hay una nueva generación de desigualdades que favorece a los más ricos”, señala el PNUD.

Por ello, recomienda seguir trabajando para “cerrar las brechas en las privaciones básicas y construir políticas para combatir la nueva generación de desigualdades del desarrollo humano, actualmente en aumento”.

La lista está encabezada por Noruega con una puntuación de 0,954 y al final de ella se ubica Níger con 0,377. Los últimos puestos son para países como Burundi (0,423), Sudán del Sur (0,413), Chad (0,401), República Centroafricana (0,381) y Níger (0,377).

En América Latina, los países mejor ubicados según el Índice de Desarrollo Humano son Chile, en el puesto 42, Argentina (48), Barbados (56), Uruguay (57) y Bahamas (60).

El informe destaca que hay desigualdades que están en “niveles inaceptables” como las libertades para ir a la escuela, obtener un trabajo o disponer de comida suficiente, y la ONU plantea algunas medidas relacionadas con la expansión y la distribución de los ingresos.

Sugiere que “las políticas premercado pueden reducir las disparidades de las capacidades, ayudando a las personas a acceder al mercado laboral con una mejor preparación”, mientras que las de mercado pueden servir para equiparar en mayor o menor medida la situación de los diferentes grupos”.

Añade que “Nos estamos acercando a un precipicio y, si caemos en él, la recuperación puede ser muy complicada. Tenemos elección, pero hemos de ejercitarla ahora”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here