El Ministerio de Economía alemán anunció en un comunicado que adquirirá 23% de las acciones del laboratorio alemán CureVac por 300 millones de euros.

El gobierno alemán  frenó hace unos meses  el intento de Estados Unidos de adquirir esta compañía, una de las empresas en el mundo que trabaja a todo vapor  por alcanzar una vacuna contra el coronavirus.

El Banco alemán de Crédito para la Reconstrucción y el Desarrollo, será quien adquiera la participación en la compañía de biotecnología.

CureVac es propiedad en 80% de los fondos Dievini, controlados por Dietmar Hopp, magnate  alemán fundador del gigante de software SAP.

De acuerdo con Hopp, la tecnología de CureVac, basada en moléculas conocidas como “ARN messenger”y que se encuentran en el cuerpo, ofrece “un gran potencial para las vacunas contra la COVID-19, pero también contra muchas otras enfermedades infecciosas”.

Alemania espera que su inversión “acelere el desarrollo” de CureVac para una vacuna producida en grandes cantidades, declaró el ministro de Economía, Peter Altmaier, en el comunicado.

De este modo, el Gobierno alemán quiere dar seguridad financiera a la compañía, pero sin influir en las decisiones empresariales.

La inversión en CureVac se produce luego del acuerdo firmado con el grupo farmacéutico AstraZeneca por países de la Unión Europea, entre ellos Alemania y Francia, para garantizar el abastecimiento de hasta 400 millones de dosis de una futura vacuna contra el nuevo coronavirus.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here