Un reporte del diario inglés The Mirror destaca que la Agencia de Licencias de Conducir y Vehículos de Reino Unido practica un sistema de puntos para evaluar qué empleados deben trabajar desde casa y cuáles pueden ir a la oficina durante la pandemia del coronavirus. Entre los requisitos al personal se incluye tener detalles sobre su talla de cintura.

En un memorándum para los empleados a la que tuvo acceso el diario, la agencia pidió aclarar a las mujeres si su talla medía más de 86,4 centímetros y en el caso de los hombres, si la suya superaba los 102 centímetros.

La pregunta generó molestia entre organizaciones sindicales, y el Sindicato de Servicios Públicos y Comerciales la calificó de “humillante e insultante”, acusando al organismo gubernamental de intentar forzar a más empleados a trabajar desde la oficina pese a que supone un riesgo más elevado de contraer covid-19.

La Agencia de Licencias de Conducir y Vehículos dijo por su parte que lleva a cabo la evaluación de riesgos siguiendo las recomendaciones del Gobierno de Gales, y se supone que la evaluación propuesta por las autoridades busca ayudar a las empresas a determinar qué empleados son más vulnerables ante el covid-19 y deberían trabajar desde casa y quiénes podrían trabajar con más seguridad en la oficina cumpliendo con las medidas de distanciamiento social e higiene básica.

El sistema se basa en puntos relacionados con factores considerados de riesgo, como edad, sexo, etnia, comorbilidades, historia clínica familiar, embarazo y obesidad, siendo este último el que generó la pregunta sobre la talla de cintura.

La agencia del gobierno negó que la evaluación se use para reincorporar a los empleados al trabajo, y que desde que esta se lleva a cabo, más trabajadores fueron dados de baja laboral remunerada. Insistió en que parte del personal ya trabaja desde casa si su cargo lo permite, mientras que otros desempeñan funciones “operativas” que no pueden realizarse a distancia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here