Expertos de la ONU en derechos humanos critican la decisión de Japón de liberar agua contaminada de la planta nuclear de Fukushima al océano y alertan que las sustancias radioactivas podrían poner en riesgo a los seres humanos y el medio ambiente durante más de 100 años.

Los científicos de Naciones Unidas explican en un comunicado que “la liberación de un millón de toneladas de agua contaminada en el medio marino supone riesgos considerables dentro y fuera de las fronteras de Japón”.

Aseguran que el agua puede contener carbono-14 , y otros isótopos radiactivos, incluidos el estroncio-90 y el tritio y así se lo han hecho saber al gobierno japonés que respondió que el agua tratada no estaba contaminada.

Sin embargo, creen que la tecnología de procesamiento de agua conocida como ALPS no logró eliminar por completo la radioactividad en la mayor parte del agua contaminada almacenada en tanques en la planta de Fukushima. “Una primera aplicación de ALPS no pudo limpiar el agua por debajo de los niveles reglamentarios y no hay garantías de que un segundo tratamiento tenga éxito”, dicen.

Japón considera que los niveles de tritio son muy bajos y no representan una amenaza para la salud. Sin embargo, para los relatores, “los científicos advierten que el tritio en el agua se une orgánicamente a otras moléculas, subiendo por la cadena alimentaria y afectando a las plantas, los peces y los humanos”.

Añaden que “los peligros radioactivos del tritio se han subestimado y podrían representar riesgos para los seres humanos y el medio ambiente durante más de 100 años”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here