Luego del incidente registrado con migrantes del albergue instalado en el estadio  Jesús Martínez “Palillo”, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dijo que no fue correcta la detención de migrantes en dicho sitio, pero que los reglamentos se deben de acatar.

En conferencia de prensa, explicó que “las formas evidentemente no fueron las correctas”, y señaló que el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana tomará medidas contra los policías que actuaron en la detención.

Puntualizó que es intolerable el abuso policial y que “tiene que haber una capacitación permanente en la que estamos y se va a incrementar en los próximos días en la Ciudad de México para evitar la violación de los derechos humanos”.

La mandataria capitalina dijo que los migrantes no cumplieron con el reglamento de tal manera que se les pidió salir del albergue, mientras que afuera los vecinos ya habían reportado que este grupo había generado problemas en la zona.

Comentó que algunos de los detenidos fueron trasladados al Juzgado Cívico y otros regresados al campamento, mientras que 3 niños de una familia con padres adictos a drogas son atendidos por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia.

Recordó que el reglamento se elaboró junto con las Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, el Instituto Nacional Migración y distintas organizaciones, y que por el albergue de la Magdalena Mixhuca han pasado 7 mil migrantes en el presente periodo

Precisó que como “ciudad hospitalaria” se les ha dado alimentación, espacio para descansar, salud, así como actividades culturales y deportivas.

Anoche, el gobierno capitalino emitió un comunicado donde informaba que fue retirado el apoyo en el albergue en el estadio Jesús Martínez “Palillo” a un grupo de 20 extranjeros que rechazaron cumplir con las reglas de convivencia pacífica, protección civil, seguridad y no consumo de drogas y alcohol.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here