La Organización Mundial de la Salud  expresó el viernes que ya hay más de 210 mil casos de COVID-19 en todo el mundo y más de 9.000 muertes, al tiempo que lanzó un mensaje de advertencia a los jóvenes, al señalar que el coronavirus también puede ser peligroso para ellos.

 

En rueda de prensa, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, se dirigió a las generaciones más jóvenes ante la impresión de que muchos piensan que el coronavirus sólo afecta a personas ancianas, y les advirtió que “no son invencibles, este virus puede llevarlos al hospital durante semanas o incluso matarlos”.

 

Advirtió que aunque los jóvenes no caigan generalmente enfermos “las decisiones que tomen sobre a donde van pueden hacer la diferencia entre la vida y la muerte para otra persona”.

 

Dijo también que “hay una significativa parte de las personas con menos de 50 años que requieren ser hospitalizadas”.

 

Por su parte, el director de emergencias sanitarias de la OMS, Mike Ryan, defendió la medida de distanciamiento social que preconiza la OMS y que implica que las personas no se acerquen a menos de un metro e idealmente de 1,5 metros.

 

La distancia social hace que el contagio sea más lento y permite que los sistemas sanitarios ganen tiempo para prepararse y que las personas afectadas gravemente por el coronavirus se recuperen y dejen los hospitales, liberando lugar para nuevos enfermos.

 

Ryan dijo que la OMS ha distribuido 1,5 millones de pruebas de diagnóstico en todo el mundo, pero que si se hacen proyecciones es probable que se necesiten 80 veces más. (INaciones Unidas)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here