Los ciudadanos españoles y extranjeros no podrán viajar de una comunidad autónoma a otra en Semana Santa, luego de que el Ministerio de Sanidad y las comunidades acordaron el cierre perimetral en cada una de ellas entre el 26 de marzo y el 9 de abril, así como un toque de queda entre las 22 y las 6 horas.

El acuerdo fue por mayoría y no fue unánime porque la Comunidad de Madrid ha votado en contra, ya que la titular del ejecutivo madrileño, Isabel  Díaz Ayuso se resiste a cerrar Madrid en Semana Santa:, argumentando que “puede contagiar igual una persona que viene de Móstoles, de Algeciras o de París”

El gobierno de Díaz Ayuso votó en contra porque rechaza el cierre perimetral y el toque de queda de entre las 22 y las 6 horas, así como reducir de 6 a 4 el número de personas que pueden sentarse en una terraza.

Sobre las restricciones de movilidad, la Comisión de Salud Pública acordó el cierre de todas las comunidades entre el 26 de marzo y el 9 de abril, es decir, 6 días antes de Jueves Santo y 4 después del Lunes de Pascua, salvo supuestos que el decreto califica como excepciones, como ir al lugar de residencia, por motivos laborales o para cuidar de personas a cargo.

“Se deben evitar todos aquellos viajes que no sean necesarios”, informa Sanidad, y el acuerdo indica que “la movilidad estará limitada por el cierre perimetral de todas las comunidades”.

A pesar de que Madrid se ha mostrado contraria al cierre perimetral, tendrá que aplicarlo como el resto de medidas que figuran en el acuerdo alcanzado este jueves, entre directores generales de Sanidad en la Comisión de Salud Pública, que será refrendado la semana que viene por ministros y consejeros en el Consejo Interterritorial de Sanidad.

Como indicaba el borrador de Sanidad, los otros puntos del plan de Semana Santa que se han consensuado este jueves son que no se celebrarán “eventos masivos que impliquen aglomeración o concentración”. Los eventos que tengan lugar en espacios cerrados deberán seguir las normas de aforo dictadas en cada comunidad según su nivel de alerta.

Tocante a reuniones en espacios públicos o privados, en Semana Santa se limitarán a 4 personas tanto en el interior como en el exterior, cantidad que supone una posición más restrictiva con respecto al borrador del Ministerio, que proponía limitar estas reuniones a “como máximo 4-6 personas”.

Además, el Consejo Interterritorial ratificará la recomendación para “desaconsejar expresamente” reuniones en domicilios u otros espacios cerrados con no convivientes “.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here