Sobre una publicación reciente que reporta un nuevo genotipo del virus G4EA H1N1 causante de la gripe porcina descubierto en China y con potencial pandémico, Michael Ryan, funcionario de al OMS, explicó que se trata de un virus reportado y controlado desde 2016.

“Queremos aclararle a la gente que este es un virus que ya estaba bajo vigilancia. Estamos siempre preocupados por cualquier virus que muestre el potencial de contagiarse a las personas y continuaremos trabajando con nuestros socios y el sistema mundial de monitoreo de influenza para mantenerlo bajo observación”, apuntó Ryan

Indicó que el estudio publicado por el Centro de Control de Enfermedades de China, es resultado del monitoreo realizado por muchos años, de 2011 a 2018 en poblaciones porcinas.

Explicó que “el genotipo G4 ha sido dominante en las poblaciones porcinas de China desde 2016, lo interesante del último reporte es la seroprevalencia entre los trabajadores de las granjas, lo que necesita investigarse cuidadosamente. Pero esto tiene que revisarse y estudiarse para entender el contexto y cómo ocurrió el proceso”.

“La transferencia de ese genotipo a los humanos ha sucedido en el pasado y nuestros colaboradores han trabajado monitoreando esto por muchos años”, insistió el experto.

Los especialistas de la Organización Mundial de la Salud respondieron a una pregunta sobre el supuesto acaparamiento por el gobierno de Estados Unidos de la producción completa de Remdesivir, medicamento que ayuda a tratar  casos críticos de COVID-19-, que están verificando esas informaciones y estudiando sus  implicaciones.

Ell doctor Ryan puntualizó que la Organización Mundial de la Salud pugna por el acceso igualitario a los tratamientos que salvan vidas. “Queremos que todas las personas tengan acceso a los tratamientos. Nuestro compromiso es buscar el acceso equitativo a todas las intervenciones que puedan salvar vidas”, reiteró.

Al contestar a una pregunta sobre la posibilidad de desarrollar una vacuna universal contra los coronavirus, Ryan refirió que la comunidad científica lleva lustros buscándola.

“La pregunta es si esta vacuna podría dar una inmunidad definitiva, lo cual es muy difícil de saber porque estos virus mutan constantemente”, apuntó.

Esa vacuna debería ser una prioridad sanitaria mundial a largo plazo, pero en este momento lo que urge es una vacuna para este virus. Y más importante aún, que hace falta que esa vacuna sea efectiva, segura, aceptada por la población y, sobre todo, que esté garantizada para todos”, enfatizó. (Naciones Unidas)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here