El presidente palestino, Mahmud Abás, aseguró durante una reunión de emergencia de la Liga Árabe que Palestina ha roto todas sus relaciones con Israel y Estados Unidos , incluyendo la cooperación en materia de seguridad.

El anuncio se produce días después de la presentación del plan de Donald Trump para la región, abiertamente favorable para el estado judío.

Abás dijo que este plan publicado la pasada semana es “una violación de los acuerdos de Oslo” que israelíes y palestinos firmaron en 1993. Y que Israel “debe asumir sus responsabilidades como potencia ocupante” de los territorios palestinos.

Abás señaló que no aceptará nunca la solución presentada por Trump, y durante la reunión en la sede del organismo en Egipto, afirmó que “no voy a grabar (mi nombre) en mi historia y en la de mi patria como el que vendió Jerusalén, porque Jerusalén no es mía sino de todos”.

En el plan de paz de la Casa Blanca, la ciudad santa es reconocida como la capital unida de Israel, aunque Trump explicó que los palestinos podrán establecer la capital de su futuro Estado en las afueras orientales de la ciudad, algo que Abás rechazó tajantemente.

El presidente palestino advirtió que el plan solo les concede la zona de Abu Dis, un barrio deprimido de Jerusalén Este, y no toda la parte oriental de la ciudad, ocupada en 1967 y anexionada en 1980 por Israel. Abás, también conocido como Abu Mazen, señaló que los territorios de un futuro Estado palestino, tal y como prevé el plan de Trump, solo representan el 22 % de la “Palestina histórica”.

Por ello, Abás dijo  ante los ministros de Exteriores de los países miembros de la Liga Árabe que se negó a recibir una copia del plan de paz y a responder una llamada telefónica de Trump.  (agencias)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here