“El día de hoy se inicia formalmente el despliegue, la operación de la Guardia Nacional que va a estar en 150 regiones del país, que va a cubrir en una primera etapa todo el territorio nacional con 70 mil elementos; y poco a poco va a ir creciendo, porque vamos a cubrir 266 regiones con 150 mil elementos de la Guardia Nacional. Ya empezamos y se va a consolidar pronto también esta institución.”

Esto afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador al dirigirse a los elementos de las instituciones coordinadas, que conforman la Guardia Nacional.

Durante la ceremonia de abanderamiento de la corporación en el Campo Marte, dijo que es duda hecho histórico el iniciar las labores de esta nueva institución y que se trata de una noble causa en beneficio del pueblo, en beneficio de la nación”.

El jefe del ejecutivo Federal realizó el abanderamiento de la escolta de la Guardia Nacional, pasó revista a las unidades que la integran en esta primera etapa y recordó que, en las últimas décadas, la violencia y la inseguridad produjeron una grave crisis en el país a causa de la desatención y el abandono hacia la población.

Habló también de una estrategia errónea, la falta de coordinación y el escaso número de elementos al servicio del gobierno federal que arrojaron los resultados que padecemos hasta el día de hoy.

Dijo al personal de la Guardia que es “una noble causa en beneficio del pueblo, en beneficio de la nación. Ustedes forman parte del pueblo. Saben que es necesario que logremos la paz, la tranquilidad. Y de ustedes va a depender mucho, porque ustedes son el alma de esta institución. Las instituciones tienen su valor por los hombres y las mujeres que las integran.”

Agregó el presidente que, si bien el país marcha por una ruta adecuada y con rumbo seguro por el buen manejo de la economía y por “el programa de bienestar más importante que se haya realizado en la historia de México en beneficio de nuestro pueblo”, queda pendiente dar solución al grave problema de la inseguridad y de la violencia en el país.

Al dirigirse a los elementos de las instituciones coordinadas, ofreció correspondencia del Estado mexicano hacia su desempeño y les pidió actuar. “con honradez, con honestidad, que piensen que es mejor, mucho mejor heredar a los hijos pobreza que deshonra. No va a haber sueldos elevados para los altos funcionarios públicos y sueldos raquíticos para quienes llevan a cabo labores fundamentales que tienen que ver con la paz y la tranquilidad de nuestro pueblo.

Los convocó además a actuar “con dedicación, con trabajo, que se comprometan a no permitir que haya inseguridad y violencia, que se apliquen a fondo, de manera profesional. Nada de sólo cumplir con las formas, de simular, sino que trabajen de manera consciente en favor de nuestro pueblo.”

Finalmente, pidió que “no olviden que del trabajo de ustedes va a depender mucho el que llevemos a cabo entre todos los mexicanos la Cuarta Transformación de la vida pública de México. Que formen parte, que sean actores principales de esta transformación. Vamos adelante.

Añadió que “tenemos que actuar respetando los derechos humanos con el uso moderado de la fuerza, que no se trata de avasallar, de masacrar, de reprimir a nuestro pueblo.”

Durante la ceremonia acompañaron al mandatario: su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller; los secretarios de la Defensa Nacional, Marina, Gobernación, Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, así como el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio.

Además, los presidentes de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y el Senado, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y el fiscal general de la República y otros invitados

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here