Contrasta Cenapred sismos del 7 y 19 de septiembre

Contrasta Cenapred sismos del 7 y 19 de septiembre

0

El director general del Centro Nacional de Prevención de Desastres, Carlos Valdés González, reportó que este sábado se registraron eventos sísmicos, que es importante mencionar, señalando que hubo un sismo de magnitud 5.8 al sureste de Salina Cruz, en Oaxaca a las 5:38 de la mañana, otro a las 7:52, de magnitud 6.1, en la misma región epicentral, que habilitó la alerta sísmica y que fue sentido en la Ciudad de México., uno más ‪a las 8:24, de magnitud 5.2, y un minuto después, ‪a las 8:25, otro sismo de magnitud 5.

Precisó que toda esta actividad está relacionada al evento sísmico del 7 de septiembre que fue de magnitud 8.2 en la región del Istmo de Tehuantepec, y que la réplica de 6.1, es comparable en su  tamaño y magnitud, a la réplica más importante que ocurrió horas después del sismo del 7 de septiembre, también de magnitud 6.1, que fue levemente sentida en la Ciudad de México.

Dijo que todavía hay sismicidad en la zona del Istmo donde los temblores característicamente presentan un número de réplicas importantes, y se han contabilizado 3 mil 444 réplicas, algunas con magnitud arriba de 5.

En cambio, en la zona epicentral cerca de la parte poniente de Puebla y cerca de Morelos, donde ocurrió el sismo del 19 de septiembre, el número de réplicas está debajo de 40 y la máxima réplica ha sido de magnitud 4.

Los 2 eventos son diferentes en comportamiento, sobre todo el segundo, con una magnitud menor que el del 7 de septiembre, pero que provocó intensidades importantes en la Ciudad de México cuya consecuencia tenemos a la vista.

Valdés González, dijo que un dato importante es que se detuvieron brevemente las labores de rescate pero que viendo que no se trataba de un sismo importante y que no estaban comprometidas las estructuras, se continuó con ésta que es la labor de búsqueda y recuperación de personas vivas.

El titular del Cenapred agregó que seguimos estando en una actividad sísmica,y  no es algo extraño o inusual que no haya pasado anteriormente, pues hay registros históricos, hay un sismo en 1982, y el doblete de Ometepec es conocido con esa característica porque dos sismos de magnitud 7 ocurrieron cercanos.

Con respecto a las réplicas tampoco es un número extraordinario o fuera de lo común el que estamos registrando en la zona del Istmo y puso como ejemplo, un sismo un 14 de marzo de 1979 en las costas de Guerrero, cerca de Petatlán, que provocó que 3 edificios de la Universidad Iberoamericana cuando estaba en la Campestre Churubusco colapsaran. Ese sismo tuvo en tiempo de un mes y medio más de 10 mil réplicas.

Entonces este proceso como de cicatrización es normal. Claro, estamos nosotros sensibles ante esta actividad

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*