Con la salida de un autobús de su terminal en la Estación de Ferrocarrles de Hankou, a las 05:25 del miércoles, Wuhan empezó a reanudar el servicio de autobuses luego de nueve semanas de cuarentena.

Chuna En cada autobús además del chofer viajaba un supervisor de seguridad, cuyo trabajo es garantizar que todos los pasajeros estén en buen estado de salud ya que deben mostrar su código de salud al subir el vehículo.

“Para aquellos que no usan celulares inteligentes, tienen que llevar el certificado de salud emitido por las autoridades sanitarias”, dijo Zhou Jingjing, un supervisor a bordo del autobús de línea 511 que partió del complejo de la Estación de Ferrocarriles de Wuchang.

La ciudad más duramente golpeada de la provincia central china de Hubei durante el brote de COVID-19 tomó medidas sin precedentes para restringir el tráfico el 23 de enero, cuando suspendió el transporte público de la ciudad y todos los vuelos y trenes salientes, en un intento por contener la epidemia dentro de la región.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here