Miles de personas debieron ser evacuadas en Filipinas a raía de la erupción del volcán Taal, que comenzó a lanzar lava la madrugada de este lunes, y la ceniza ya llegó hasta la capital, Manila, ubicada a escasos 60 kilómetros del coloso.

Los desplazados fueron ubicados en cerca de medio centenar de centros de evacuación habilitados por autoridades en municipios de la provincia de Batangas, y de acuerdo con el vocero de la Defensa Civil de la región, Lexie Masiglat, el operativo de evacuación continúa, por lo que la cifra de evacuados aumentará.

Del total de personas retiradas de las zonas más cercanas al Taal, dos, cerca de 2 mil residen en la isla ubicada dentro del lago Taal que conforma el volcán en las laderas del mismo.

La expulsión de lava, de carácter magmático, implica un riesgo de tsumani volcánico, ya que el Taal, que es uno de los volcanes más pequeños del mundo, se ubica dentro de un lago.

Para Renato Solidum, titular del Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas,

La fuente de lava no significa necesariamente que el volcán haya entrado en la fase de “erupción explosiva peligrosa”, aunque tampoco se debe descartar la posibilidad.

El Instituto elevó alerta del nivel 1 al 4 en una escala de 5, luego de que se incrementó la actividad en el cráter y se generara una erupción de humo de hasta 10 kilómetros de altura.

El nivel 4 implica expulsiones leves de lava y la erupción peligrosa es inminente, por lo que se recomienda la evacuación de todas las poblaciones ubicadas dentro de un radio de 14 kilómetros del volcán. En las últimas horas se han registrado un centenar de sismos de origen volcánico, 32 de ellos perceptibles con intensidad fuerte.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here