No cesa la súbita erupción iniciada el pasado domingo por el volcán filipino Taal, y el coloso sigue generando temblores y lanzando lava, en medio de una evacuación masiva de las zonas cercanas ante la amenaza de una erupción mayor.

 

Cerca de 40 mil personas han sido evacuadas, y miles más se niegan a abandonar sus hogares, reporta Reuters, en medio de diversas estelas de humo que se registran desde las poblaciones locales.

 

Las zonas cercanas al tal han quedado cubiertas de ceniza, y ello generó el cierre temporal del aeropuerto internacional de Manila y la suspensión de los vuelos desde y hacia ese lugar como medida de seguridad.

 

El Taal, el volcán más cercano a Manila, entró en erupción freática, el magma entró en contacto con agua que se evaporó con rapidez y causó una explosión que lanzó vapor, ceniza y piedras. La actividad volcánica progresó hasta provocar una erupción magmática acompañada de relámpagos y truenos.

 

Ante el incremento en la actividad del Taal las autoridades de Filipinas temen que se produzca una “peligrosa” erupción en las próximas horas o días.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here