En días recientes, el diario inglés The Guardian afirmó que parte de los visones que escapan de granjas peleteras danesas están infectados con el SARS-CoV-2 y los científicos temen que estos animales propaguen el coronavirus en la naturaleza, creando un reservorio para el virus, cuyas nuevas variantes podrían luego trasmitirse a los humanos.

Esto trasciende luego de que Dinamarca, el mayor exportador mundial de piel de visón, ordenara sacrificar a principios de noviembre a toda la población de visones en criaderos tras detectarse la presencia de una cepa mutada del coronavirus en granjas peleteras y confirmarse casos de transmisión a humanos.  

Se estima que alrededor de 10 millones de visones han sido sacrificados, y de acuerdo con naciones Unidas, la cepa mutada podría implicar una reducción de la efectividad de las vacunas.

El gerente de investigación veterinaria de la Administración de Veterinaria y Alimentación de Dinamarca, Sten Mortensen, comentó al diario que “cada año, unos cuantos miles de visones escapan. Lo sabemos porque es una especie invasora y cada año los cazadores y tramperos matan algunos millares de visones salvajes. La población de visones fugados es bastante estable”.

Menciona que este año, existe el riesgo de que alrededor del 5 % de los visones que huyeron de las granjas estén infectados con el covid-19, y que las posibilidades de que los visones que escaparon infecten a otros animales son bajas pero no inexistentes.

Precisó que los animales con más probabilidades de contraer el virus son hurones y mapaches, así como “animales domésticos susceptibles” como los gatos.

Por su parte, Joanne Santini, microbióloga del University College de Londres, comentó que la transmisión del SARS-CoV-2 a la naturaleza significa que “el virus podría ampliar su rango de hospedadores e infectar a otras especies de animales que normalmente no podría infectar”.

La directora de virología de la Universidad Erasmus de Rotterdam, Marion Koopmans, advirtió a su vez que el virus podría “continuar evolucionando en sus huéspedes animales, lo que constituye una amenaza pandémica permanente para humanos y animales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here